scorecardresearch

«Hay que empezar a pensar en la clasificación olímpica»

Raquel Jiménez
-

El piragüista talaverano deberá afrontar el próximo año su presencia en París 2024 en un ciclo olímpico más corto que llega con cambios, con lo que «parte todo un poco de cero»

Paco Cubelos posa para este diario con la medalla que le acredita como campeón de España de K1 5.000 metros. - Foto: Manu Reino

Paco Cubelos se proclamó el domingo campeón de España de K1 5.000 metros en Sevilla en la primera cita competitiva de este año. En declaraciones a este diario, ha señalado que obviamente «hemos empezado con buen pie y se ha podido comprobar que el trabajo de este invierno está dando sus frutos, aunque es cierto que queda mucho por mejorar». Pero es un hecho que «el primer paso está dado, parece que la base del año está bien puesta y hay que seguir trabajando sobre ella».

El piragüista olímpico reconoce que la final de los cinco kilómetros estuvo muy disputada; en este sentido, explica que «el 5.000 es una carrera muy bonita porque salimos todos juntos y mucha más gente que en las competiciones a las que estoy más habituado». Por tanto, «se forman grupos grandes y hay un componente estratégico y táctico muy importante». Además los participantes tienen un perfil muy heterogéneo: «Hay gente que viene de la velocidad como es mi caso, mientras que otros llegan de descensos de ríos o de maratón». Por tanto, Cubelos tuvo que superar a rivales que «me lo pusieron muy difícil, con lo que cada vez es más complicado ganar, por lo que me enorgullece el haberlo conseguido».

Su victoria en el 5.000 metros clasifica a Cubelos para el Mundial de Canadá del próximo agosto: «Cuando la temporada acaba de comenzar, puedo decir que voy a estar en el Campeonato del Mundo, lo que me aporta cierto optimismo y ganas para seguir trabajando y preparar los objetivos en los que estoy realmente centrado». Eso sí reconoce que tiene el 5.000 metros «como plan B, si todo lo demás saliera mal»; porque su prueba prioritaria es el K1 1.000 metros para la que en un mes afrontará el Selectivo Nacional (23 y 24 de abril) en el que estará en juego la plaza en esta distancia para representar a España en la Copa del Mundo y, en esta cita a su vez, el palista intentará «volver a cumplir con los criterios exigidos para poder clasificar para el Mundial».

En este sentido, Cubelos reconoce que tiene por delante «un reto complicado y apasionante», aunque pone de relieve que ha tomado impulso con la victoria de este fin de semana en el Campeonato de España. Y es que quiere centrarse «en las modalidades olímpicas», como es el caso del K1 1.000 metros, de cara los Juegos de París de 2024, en un ciclo olímpico «en el que ha habido cambios, con lo que parte todo un poco de cero, pero hay que tener las cosas claras desde el principio».

El talaverano pone de manifiesto, en cuanto a su presencia en los Juegos de Francia, que «aunque queda tiempo, no nos podemos dormir y hay que empezar a pensar en la clasificación olímpica».

El K2 1.000 metros ha dejado de ser olímpico y es en la que tanto Cubelos como su compañero Iñigo Peña ha conseguido grandes éxitos. A este respecto, el talaverano valora que «ambos tenemos claro que queremos seguir en esta prueba porque sí está en los calendarios del Europeo y del Mundial». Por tanto, aunque cada uno esté centrado en otras distancia, «vamos a intentar acoplarla dentro de nuestro calendario para salir a defender la camiseta de España en esta embarcación que tantas alegrías nos ha dado». Para llegar a las competiciones internacionales, deberán superar el Selectivo Nacional que, en este caso, será del 5 al 7 de mayo.

Por otro lado, los piragüistas rusos y bielorrusos no estarán en las citas internacionales. Cubelos no valora la invasión de Ucrania, pero sí quiere referirse a que los palistas de Rusia «han sido equipos especialmente salpicados por el tema del dopaje; dijeron que no iban a competir (sanción de dos años por dopaje sistemático), cambiaron la camiseta y ahora en vez de Rusia, figura Comité Olímpico Ruso, pero siguen siendo los mismos, trabajan de la misma forma y con las mismas instituciones que apoyaban ese dopaje de Estado". Reconoce en este sentido que "por una parte también me alegro que algunos de ellos no estén en la línea de salida ya que se ha demostrado muchas veces que no han jugado limpio".