Salvado un menor tras hundirse 5 metros el suelo del parque

J.M.
-

Los bomberos rescatan al chaval de 14 años y taparon el agujero por seguridad. El Ayuntamiento hará un estudio geotécnico para aclarar las causas de este accidente

Rescatado un menor tras hundirse cinco metros el suelo

Nunca se sabe dónde está el peligro. Un menor de 14 años de La Puebla de Montalbán habrá aprendido la lección después de saltar desde un muro a una zona ajardinada en el parque de la ermita de la Virgen de la Soledad. La caída de un metro y medio se convirtió en una odisea porque el suelo se abrió y se precipitó otros cinco metros más. La víctima resultó ileso, pero el rescate resultó aparatoso en este incidente muy raro.
El accidente ocurrió pasada la medianoche durante las fiestas municipales en honor del Cristo de la Caridad. Los bomberos del parque de Santa Olalla rescataron al menor, quien había recibido previamente el auxilio de la Policía Local. Los agentes municipales lanzaron a la víctima una cuerda para que estuviera sujeto si cedía aún más el suelo. Inmediatamente, fue trasladado al centro de salud de La Puebla de Montalbán.
Según informó a este diario la Policía Local, el Ayuntamiento de La Puebla de Montalbán realizará un estudio geotécnico de la zona para conocer el subsuelo. De momento, se barajan dos opciones para explicar lo sucedido: o cayó sobre un viejo aljibe o sobre una mina de agua. «El chaval está bien», precisaron a continuación estas mismas fuentes.
El  menor se encontraba en el parque de la ermita de la Virgen de la Soledad junto con otros amigos, en un paraje alejado del lugar de celebración de las fiestas, cuando saltó un muro de un metro y medio de altura y cayó a una zona de rosales y árboles. En ese momento, los allegados y los paseantes observaron cómo el chaval de 14 años se hundía literalmente por un agujero que se abrió de forma inesperada en la tierra. La víctima cayó hasta cinco metros de profundidad en este lugar localizado en pleno núcleo urbano de este municipio de unos 9.000 empadronados.
luz y una cuerda. Los testigos avisaron a los servicios de emergencias, y la Policía Local tranquilizó al menor hasta la llegada de los bomberos del Consorcio Provincial. Los agentes municipales aportaron luz artificial al chico y una cuerda para evitar complicar aún más el hundimiento en este municipio de la comarca de Torrijos conocido por la abundancia de cuevas.
Por todo ello, el Ayuntamiento efectuará el estudio geotécnico para conocer las características del subsuelo de los alrededores de la ermita de la Virgen de la Soledad por la posibilidad de que haya más agujeros así por tratarse de antiguos aljibes o minas de agua (un método ancestral utilizado para captar aguas subterráneas). Mientras, los bomberos del parque de Santa Olalla han tapado con piedras gordas el agujero abierto tras la caída del menor para evitar más sustos.
Hasta el lugar de los hechos, se desplazaron también una UVI, un médico de urgencias y una ambulancia. Afortunadamente, todo quedó en un susto.