scorecardresearch

Vuelve la Alegría tras dos años y medio de pandemia

J.S.
-

La Virgen de la Alegría, cuya advocación en la ciudad es una de las más antiguas y veneradas, procesionó ante la atenta mirada de toledanos y turistas, escoltada por los nuevos hermanos

Las campanas de la iglesia de San Andrés repicaron ayer con júbilo poco después de las doce del mediodía para anunciar que la Virgen de la Alegría, vestida de verde esperanza, volvía a salir a la calle en procesión tras más de dos años de pandemia. Y lo hizo acompañada de la banda joven 'Diego Ortiz' que interpretó el himno de España en cuanto el paso, portado en andas por ocho cargadores, cruzó el dintel en forma de arco de herradura de esta parroquia toledana crisol de estilos. La salida no fue fácil, ya que una pilona extraíble situada estratégicamente junto a las escalinatas de acceso al templo se resistió a salir y retrasó el inicio de la procesión a la que también asistieron representantes de la Junta de Hermandades y Cofradías de Toledo, encabezada por su presidenta, Ana Pérez, cuyo mandato concluye este año.

La Virgen de la Alegría, cuya advocación en la ciudad es una de las más antiguas y veneradas, procesionó ante la atenta mirada de toledanos y turistas, escoltada por nuevos hermanos que recibieron la medalla en la misa celebrada con anterioridad, presidida por Carlos Loriente, vicario episcopal del Clero, que estuvo acompañado por José Ángel Jiménez,  párroco y consiliario de la Hermandad de la Virgen de la Alegría y de Jesús Resucitado, cuya Junta Directiva acordó también por unanimidad entregar una placa de reconocimiento a Cristóbal Navarro, portador durante años del estandarte de la Cofradía durante la procesión del Corpus Christi.

En su intervención, Loriente celebró con alegría que «todos podamos volver a vernos las caras ya sin mascarilla» gracias a la menor virulencia de la pandemia, que definió como «un momento oscuro en el que ha habido tanta prueba y tanto sufrimiento»  en el que la «Virgen ha estado siempre junto a nosotros». Una «intercesión materna» por la quiso dar gracias al igual que a todos los profesionales con «vocación de servicio público» que trabajaron sin descanso durante la pandemia. Entre los presentes se encontraban representantes de la Policía Nacional, así como de la Academia de Infantería, que también escoltaron a la Virgen de la Alegría por su recorrido tradicional al igual que lo hicieron los concejales del equipo de Gobierno Marta Medina y Francisco Rueda, al igual que la concejala de Vox, María Ángeles Ramos. En el celebración litúrgica también estuvo presente el concejal del Partido Popular, Pablo Corrales.

Ocho cargadores portaron a hombros la imagen de la Virgen de la Alegría.Ocho cargadores portaron a hombros la imagen de la Virgen de la Alegría.Asimismo, durante la homilía, Loriente aseguró que la Virgen «siendo pequeña y generosa construyó la civilización de la Alegría y del amor».  En este sentido, el vicario episcopal del Clero subrayó que la Virgen, a la que se refirió como la «mujer más importante de la historia», es «humildad y caridad y la alegría es fruto de ambas».