Fallece un vigilante de seguridad aplastado por una puerta

F. Rodríguez
-
Fallece un vigilante de seguridad aplastado por una puerta - Foto: Yolanda Redondo

Ha sucedido en las instalaciones de Logisfashion. Fue necesario un camión pluma y la ayuda de los bomberos para rescatar el cuerpo. Sus compañeros llevaban horas echándolo en falta hasta que fue descubierto bajo la pesada puerta sobre las 16:00 horas

Un hombre de 44 años falleció ayer en las instalaciones de la planta logística de moda Logisfashion en la avenida Río Ventalomar del polígono industrial. Se trata de uno de los vigilantes de seguridad que la empresa tenía contratados, que murió a consecuencia de las heridas que le produjo el desprendimiento de una pesada puerta corredora de metal.
El vigilante se fue a realizar su ronda y sus compañeros empezaron a echarle en falta. Dadas las dimensiones de la planta logística (80.000 metros cuadrados, 34.000 de ellos edificados) la tarea llevó tiempo hasta que se dieron cuenta de que no daban con él. Tampoco contestaba a las llamadas al móvil. Fue entonces cuando unos compañeros se percataron del desprendimiento de la puerta y, sobre las 15:56 horas, llamaron al servicio de emergencia del 112 al comprobar que el cuerpo de su compañero se encontraba debajo.
En un principio, se dio aviso al 112 de que el trabajador estaba atrapado e inconsciente, por lo que desde el Servicio de Urgencias se envió un médico y una UVI móvil al lugar de los hechos. Desafortunadamente, los servicios sanitarios solo pudieron certificar el fallecimiento del individuo.
Fue necesaria la presencia de los bomberos del parque municipal para poder retirar la pesada puerta de metal. Se necesitó además la ayuda de un camión pluma, con cuya grúa se pudo rescatar el cuerpo del vigilante.
Hasta el lugar se desplazaron también agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local, que procedieron a realizar los pertinentes informes para investigar las causas del fatal accidente.
El levantamiento del cadáver se produjo sobre las 18:30 horas, tras la llegada del juez de guardia al lugar de los hechos. Los servicios fúnebres se llevaron el cuerpo del fallecido hasta el tanatorio, en donde permanecerá a la espera de ser enterrado.
Los peritos policiales tendrán que determinar ahora por qué motivo se ha producido el desprendimiento de la enorme puerta y las causas definitivas de este accidente mortal.