scorecardresearch

La ansiedad atropella al Cobisa Futsal en su estreno (4-5)

La Tribuna
-

Siempre a remolque, el equipo dirigido por Quique Soto no fue capaz de sobreponerse a sus propios errores defensivos

La ansiedad atropella al Cobisa Futsal en su estreno (4-5)

La ansiedad atropelló al Cobisa Futsal en su estreno liguero en casa frente al Unión Tres Cantos. Con un pabellón abarrotado, el equipo de Quique Soto no se acercó a la versión que quiere, y tuvo que sufrir los rigores de sus fallos en defensa, al ir a remolque durante todo el encuentro.

De inicio, ya se pudieron ver ciertas imprecisiones fruto de los nervios. De hecho, en un error impropio de esta categoría, el cuadro madrileño se puso por delante al remachar un balón fácil en el segundo palo. Por suerte para el cuadro toledano, llegó rápidamente el empate.

Sin embargo, esa sensación de jugar a impulsos, sin desarrollar el plan establecido, le llevó a cometer de nuevo varios fallos de bulto. Otro de ellos le costó al 1-2, aunque, de nuevo, la igualada apareció con prontitud para no perder el hilo del encuentros.

De todas formas, no era suficiente para mantener las constantes vitales, especialmente en el apartado defensivo, donde se pudo ver a un cuadro amarillo nada reconocible después de los encuentros de pretemporada.

Y es que, a falta de pocos segundos para concluir el primer tiempo, el Cobisa Futsal cometió la sexta falta y el Unión Tres Cantos no perdonó desde el punto de doble penalti. Otra vez con fortuna, el equipo amarillo pudo equilibrar el resultado en una transición rápida que, al menos, como mal menor, dejaba las tablas para encarar el segundo periodo.

El margen de mejora era importante, y así lo transmitió el entrenador en la charla del entreacto. Lo cierto es que la salida no fue nada mala, todo lo contrario. Pero no estaban de dulce precisamente la tarde, con la grada completamente volcada con su equipo, y el contrario anotó un 3-4 que hizo bastante daño a las cabezas de los jugadores locales.

Desde ese momento, el conjunto cobisano le puso más corazón que cabeza al intento de remontada, y de ahí que apenas saliera nada. Sí es verdad que hubo alguna ocasión, pero el dominio no se incrementó hasta los últimos minutos, cuando se optó por el portero-jugador. Se coleccionaron muchas ocasiones, y hasta dos palos, pero solo dio para recortar la diferencia (4-5).