scorecardresearch

El Estado ofrece un carril bici por el traspaso de Aserradero

LT
-

La propuesta comunica el paseo del Arroyo con los equipamientos deportivos del Salto del Caballo e incluye mejoras en la carretera, un paso peatonal y ajardinamiento

La vía conecta la gran rotonda del Salto del Caballo con la avenida de Madrid. - Foto: Yolanda Lancha

La Demarcación de Carreteras del Estado en Castilla-La Mancha ha presentado al Ayuntamiento de Toledo un proyecto de 'Itinerario peatonal y carril bici entre la avenida de Madrid y la glorieta del Salto del Caballo' a cambio transferir la titularidad del tramo de carretera asociado.

La propuesta, que incluye la implantación de un paso peatonal, carril bici y ajardinamiento, y que comunica el paseo existente en la zona del Arroyo Aserradero, dirección a la Avenida de Madrid, con los equipamientos deportivos del Salto del Caballo, ha sido aceptada por la Junta de Gobierno municipal tras recibir el visto bueno de Urbanismo.

El tramo, que forma parte de la Red de Carreteras del Estado, se le clasifica a entregar al Ayuntamiento de Toledo puesto que se interpreta que ha adquirido la condición de tramo urbano. Se trata de la vía de dos carriles, uno para cada sentido de la circulación y arcenes de un metro, que conecta la gran rotonda del Salto del Caballo (el enlace de la A-42 y TO-22 conocida como glorieta del Rotor) con la rotonda de la avenida de Madrid (de la que a su vez sale un ramal hacia el Cementerio y la calle París).

Urbanismo informa favorablemente la cesión, si bien advierte de que el proyecto debe definir claramente las obras a ejecutar a cargo de la Demarcación de Carreteras del Estado para la adecuación a su nueva función como vías urbanas, «desarrollando e implantando las soluciones de movilidad urbana más sostenibles técnica, económica y ambientalmente».

En todo caso admite que la idea que les han presentado mejora el tramo a ceder y las obras incluidas acondicionan «y humanizan» la actual carretera, transformándola en vía urbana.

La propuesta de la Demarcación de Carreteras dice que no existe inconveniente para el traspaso por  tratarse de ramales de salida o entrada al centro de la ciudad donde el tráfico que soporta el tramo es mayoritariamente urbano y además existe alternativa viaria para mantener la continuidad de la Red principal.

Es decir, se cumple el Reglamento General de Carreteras en el apartado donde  considera que una carretera estatal o un tramo determinado adquiere la condición de vía urbana si se cumplen dos condiciones: que el tráfico sea mayoritariamente urbano y que exista alternativa viaria que mantenga la continuidad de la Red de Carreteras del Estado, proporcionando un mejor nivel de servicio.