Barrio de Santo Tomé

Juan Ignacio de Mesa


Cierre al salir señoría

01/06/2020

Por desgracia vemos como en el Parlamento está triunfando la confrontación sobre el dialogo, el insulto y la descalificación sobre las propuestas de acuerdo. La imagen que se transmite de las labores parlamentarias es cada vez más la de confrontaciones de taberna. Durante el presente año, no se ha aprobado ninguna Ley Orgánica ni Ordinaria en el Parlamento. Se ha gobernado a base de Decreto Ley. La productividad del Congreso, ha sido más bien escasa. Y en lo que se transmite de su trabajo ha habido más «espectáculo» que eficacia. Y mientras, la ciudadanía, salvo los incondicionales de uno y otro signo que apoyan a los suyos hagan lo que hagan, espera soluciones a problemas reales. Sí, se ha aprobado la renta mínima, paso necesario para hacer frente a una situación angustiosa de miles de familias, pero ningún paso dado para sentar las bases de como resolver la crisis económica que arrastra al cierre de decenas de miles de empresas, pérdida de millones de puestos de trabajo y el futuro de una generación que se quedará sin esperanza. Y el Parlamento viviendo en un frentismo que parecía superado gracias al esfuerzo de una sociedad de ciudadanos responsables que hizo posible la Transición. Señorías, con todo el respeto a todos Uds., respeto que se les tiene a pesar de la falta de respeto que Uds. demuestran tener para Uds. mismos, trabajen para buscar soluciones, ¿Qué han hecho de positivo en la Comisión de Reconstrucción? ¿Para que sirve, salvo para llenar de vergüenza al Parlamento? ¿Han avanzado algo desde que se propuso esa reedición de los Pactos de la Moncloa que han sido incapaces de poner en marcha? Y la culpa la tienen todos, no vale decir que el culpable es el de enfrente. La responsabilidad recae sobre quién Gobierna, pero la culpabilidad se reparte entre todos los protagonistas y secundarios de esta comedia que se desarrolla mientras los españoles viven en un drama. Se merecen Uds. que les metiéramos a todos en la sala de comisiones del Congreso y una vez todos dentro les dijéramos: «Cierren al entrar Señorías y no salgan hasta que no hayan llegado a acuerdos» y de paso, ya que cobran Uds. de los españoles, no cobren ni un euro hasta que no nos den soluciones. Son patéticos.