Sin piscinas de verano en la Mancomunidad del Guajaraz

Redaccion
-

Los ayuntamientos de Argés, Burguillos de Toledo, Cobisa y Nambroca (Layos carece de estas instalaciones) han puesto por delante el «derecho a la salud» de sus vecinos

Sin piscinas de verano en la Mancomunidad del Guajaraz

Los casi 19.000 habitantes de los cuatro municipios de la Mancomunidad del Río Guajaraz cuyos ayuntamientos disponen de instalaciones municipales de piscina se quedarán este verano sin poder disfrutar de las mismas.
Así lo acordaron los responsables de estos consistorios -Argés, Burguillos de Toledo, Cobisa y Nambroca (Layos no dispone de piscina municipal)- en una decisión conjunta en la que, trasladan a sus vecinos a través de las redes sociales, se ha querido respetar «los derechos» de los habitantes de estas localidades primando  sobre cualquier otro el «derecho a la salud».
Tras estudiar la Orden que permite la apertura al público de las piscinas recreativas cumpliendo una serie de medidas para preservar la salud pública y minimizar el riesgo que representa la pandemia, los cuatro ayuntamientos  «teniendo cuenta los derechos de sus vecinos y, dentro de estos, el más importante, que no es otro que el derecho a la salud, han decidido, de forma unánime, no proceder a la apertura de las piscinas municipales durante este verano».
Reconocen que se trata de una «dolorosa medida» pero argumentan que se ha adoptado bajo la «convicción absoluta» de que  la obligación de los gobiernos locales es evitar que «se cree otro vector de contagio que, en algún momento, pueda suponer un retroceso en un proceso de desescalada en el que todos nos jugamos mucho, tanto en términos sanitarios, los principales, como económicos».
También argumentan que la reducción del aforo al 30% de la capacidad de la instalación, la obligación de respetar la distancia de seguridad entre usuarios, la necesidad de concertar cita previa y acudir por turnos, la prohibición de usar las duchas de los vestuarios y fuentes de agua, o las extremas exigencias de limpieza y desinfección suponen, a la postre, que una de las instalaciones «más utilizadas y queridas por todos, sinónimo de descanso, disfrute y diversión, se conviertan en otra cosa, alejándose de los estándares de calidad que los municipios de esta Mancomunidad ofrecemos año tras año».
Los alcaldes firmantes del acuerdo agradecen de antemano la «comprensión» de los ciudadanos y no olvidan apelar a la responsabilidad de todos  «en el cumplimiento de las indicaciones que vienen dictando las autoridades sanitarias».
Recientemente, otro conjunto de ayuntamientos, en esta ocasión de las comarcas toledanas de Talavera de la Reina y Oropesa anunciaban igualmente su decisión de no abrir este verano las instalaciones dadas las dificultades para poder cumplir con las medidas de seguridad exigidas. Se trata de los ayuntamientos de Alberche, Alcañizo, Alcolea de Tajo, Azután, El Bercial, Calera y Chozas, Caleruela, La Calzada de Oropesa, Herreruela de Oropesa, Lagartera, Mejorada, Montesclaros, Navalcán, Navalmoralejo, Oropesa, Parrillas, El Puente del Arzobispo, El Torrico, Valdeverdeja, Velada y Las Ventas de San Julián.
Mientras tanto, otras localidades de la provincia de mayores dimensiones como Torrijos o Fuensalida    están preparando sus instalaciones dotándolas de las medidas de seguridad que garanticen el disfrute de las mismas en las condiciones óptimas desde el punto de vista sanitario para su apertura en próximas fechas aún por determinar.