Actúa defenderá al Tajo en Primavera Europea, con Varoufakis

A.D.M.
-
Actúa defenderá al Tajo en Primavera Europea, con Varoufakis - Foto: Yolanda Lancha

Entre sus medidas está la creación de una sala específica para delitos medioambientales dentro del Tribunal de Justicia Europeo, así como fomentar la gestión pública responsable

«La política española sobre el agua siempre ha sido cortoplacista y no tiene en cuenta el cambio climático. En este sentido, se debe paralizar el Trasvase ya: no caben más trasvases, ni la creación de embalses, ni son sostenibles las 700.000 nuevas hectáreas de regadío que prevé el plan hidrológico, que incumple además la normativa europea». María Garzón Molina, candidata de Actúa para las próximas elecciones europeas -el partido formado, entre otros, por Baltasar Garzón, Gaspar Llamazares y Cristina Almeida-, se reunió ayer en Toledo con Alejandro Cano, presidente de la Plataforma en Defensa del Tajo, y con Eva Jiménez Rodríguez, concejal delegada de Servicios Públicos y Sostenibilidad.
La candidata a eurodiputada se comprometió a llevar a Europa el problema del Tajo y a defender su regeneración desde el bloque Primavera Europea (European Spring), coalición trasnacional liderada por el exministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis. Su programa único es el denominado «Pacto Verde», continuó Garzón, entre cuyos principales puntos está «el derecho humano al agua y que realmente se cumplan las directivas». La gestión pública responsable y la transparencia en temas medioambientales son otro puntal de esta formación, entre cuyas propuestas se encuentra la creación de una sala específica dentro del Tribunal de Justicia Europeo de delitos contra el medio ambiente. «Con mecanismos de control como este, tened seguro que quienes incumplen sistemáticamente la directiva europea se pondrían las pilas».
Desde la Plataforma por Defensa del Tajo, Alejandro Cano agradeció el interés de determinados europarlamentarios por «devolver a la ciudadanía un río que está secuestrado», denunciando en Bruselas que España incumple la normativa europea que obligaba a recuperar nuestros ríos en 2015. «Eso conviene que allí lo sepan: que los españoles nos enzarzamos entre nosotros buscando los resquicios para no cumplir la directiva».
En este sentido, Cano insistió en que sus reivindicaciones no tienen que ver con ningún color político, aunque al mismo tiempo es consciente de que «no todos los políticos son iguales». No todos se han puesto de perfil ante sus demandas -Eva Jiménez forma parte de la Plataforma desde sus inicios, reconoció Cano a continuación-, aunque lamenta haber ofrecido recientemente en balde a todos los grupos que integran el Ayuntamiento de Toledo una excursión a Aranjuez (donde las aguas del Jarama se mezclan con las del Tajo) y a Bolarque. «Porque el Tajo, a su paso por Bolarque, aún es un río. En Toledo ya no, sino una alcantarilla a cielo abierto».
María Garzón, que antes de Toledo visitó también Talavera de la Reina, manifestó haber comprobado ya que «el río Tajo se está convirtiendo en algo muy diferente a un río, y sí más parecido a un humedal o una laguna. Esto lo sufre la fauna, lo sufre la flora y por supuesto las personas, porque la contaminación de las aguas tiene sus efectos sobre las personas».
La concejal de Servicios Públicos y Accesibilidad comentó que Europa no solamente da sus pasos en dirección a la conservación del río, sino que también obliga a mejorarlo. «Lo que necesitamos por encima de todo es caudal, y eso implica forzosamente cerrar el Trasvase y redimensionar regadíos».