scorecardresearch
José Manuel Patón

LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Francia: Partido Socialista caput

13/04/2022

En Francia la cosa está bastante mal, pues como estamos viendo hay una extrema izquierda muy poderosa y una extrema derecha todavía más poderosa. La izquierda en Francia ha sido tradicional, pero siempre ha circuncidado alrededor del partido socialista, -salvo la gloriosa época del partido comunista francés-, pero el partido socialista francés y los partidos moderados de derechas han permitido que Francia se convierta en un caos social. Los inmigrantes argelinos y marroquíes coparon todos los arrabales de las grandes ciudades, y hoy son franceses y tienen hijos franceses; pero el que haya salido por los alrededores de París, mercado de las pulgas por ejemplo o por los alrededores de Burdeos o de cualquier pequeña ciudad francesa, habrá observado como a partir del anochecer los franceses se ven sustituidos por jovenzuelos fumando porros y con cara de pocos amigos. El turista normal o se va al centro o se va a su casa. Prescindiendo de ninguna moralina, ni de ninguna crítica a la política de inmigración francesa ni de ningún país europeo, la causa de todo ello es la inseguridad y el aumento vertiginoso de los delitos que se han producido desde 1980 a 2022. En algunos casos se han multiplicado por 5, según las publicaciones que he podido leer. El partido socialista y el centro no han sido capaces de hacer frente a ese reto que les ha impuesto el cambio de componentes sociales, que nunca es culpa de los inmigrantes en general sino del sistema que permite que no se cumpla la ley, sea de inmigrantes o de franceses. La cuestión es que las víctimas de delitos en Francia, igual que los delitos, se han multiplicado por 5. Les recuerdo que un día 'alguien' quemó 6.000 coches en París en una noche, y al poco tiempo otros 1.000 de recordatorio.
Estas víctimas, hartas de la inoperancia de los partidos tradicionales y de que la búsqueda de votos se convierta en un tapón para adoptar decisiones imprescindibles en las defensas de las libertades sociales, pasear, vivir sin miedo, etc., son las que han generado que los votantes de la extrema derecha se hayan multiplicado también por 5. Lógico ¿no? La extrema derecha ofrece mano dura, y las víctimas y sus familias apoyan en estos momentos esa mano dura que promete Le Pen, porque al mismo tiempo promete prosperidad y todo lo que prometen los populistas. Antes había tiendas sin tenderos y la gente cogía las cosas y dejaba su precio en un monedero puesto a disposición.
¡Cómo ha cambiado la cosa! Como reacción a la extrema derecha ha vuelto de nuevo la extrema izquierda, porque se automotivan. Hitler apareció cuando el mundo empezó a tener miedo de Stalin, y los dictadores americanos fueron el resultado del intento de revolución en el cono sur americano. Acción y reacción. De la impotencia para parar la delincuencia nace el voto de la extrema derecha y del miedo a la extrema derecha nace el voto de la extrema izquierda. Eso es lo que hay, y el partido socialista español, -cuando las barbas de tu vecino veas pelar …-, si no quiere desaparecer como el partido socialista francés ya sabe …
La insigne representante del partido socialista, alcaldesa de París Anne Hidalgo, ha salido en la televisión pidiendo perdón por ese 1,7% en lo que ha quedado el partido más importante de Europa de los últimos 30 años.