scorecardresearch

Retorna a Toledo el Mercadillo Navideño con su carrusel

J. Monroy
-

Tras un año de ausencia, la plaza del Ayuntamiento volverá a contar a partir del próximo 27 de noviembre con veinte puestos de productos de estas fechas

Retorna a Toledo el Mercadillo Navideño con su carrusel - Foto: Yolanda Lancha

Parece que este año las navidades, con permiso de la pandemia, se aproximarán a lo que eran hace tan solo dos ejercicios. El Consistorio está trabajando en ello. Si todo sigue bien, el 26 de noviembre se hará el encendido de luces y tras un año de ausencia, al día siguiente regresará uno de los elementos más entrañables y admirados por toledanos y visitantes es el tradicional Mercadillo Navideño en la plaza del Ayuntamiento, organizado la Concejalía de Festejos, que viene acompañado, como siempre, por un carrusel infantil instalado en medio de la plaza.

En la plaza del Ayuntamiento estarán instaladas veinte casetas, que ofrecerán sus productos durante 42 días, hasta el próximo 7 de enero. El horario de apertura y cierre será de 11 a 22 horas, a excepción los días 24 y 25 de diciembre y 31, 1 y 6 de enero, en los que podrá alterarse el horario a criterio del adjudicatario. Eso sí, la churrería podrá abrir a partir de las ocho de la mañana horas.

Las veinte casetas adosadas (al menos ese es el máximo permitido por el Ayuntamiento) se instalarán en tres filas separadas: delante del Palacio Arzobispal, delante de las cadenas de la plaza y frente Audiencia Provincial. Todas ellas deben tener una decoración  con motivos navideños. El Ayuntamiento ha obligado a las casetas a ser de madera de calidad, con unas medidas estándar de tres por dos metros, con iluminación interior y cuadro de luz. Deberán mantener uniformidad de tamaño, forma, color y decoración y transmitir sensación de conjunto.

Asimismo, el adjudicatario del mercadillo realizará una serie de animaciones en el mismo, de carácter cultural, lúdico o recreativo. El espacio escénico para la realización de espectáculos quedará totalmente integrado en el diseño del Mercado Navideño y deberá estar perfectamente dotado de sonido y luces.

El adjudicatario instalará en el centro de la plaza un carrusel infantil veneciano o similar, de unas dimensiones mínimas de diez metros de diámetro y máximas de doce metros. El precio máximo a cobrar por pase será de tres euro por viaje. El titular de la atracción deberá suscribir un seguro de responsabilidad civil por un importe mínimo de 300.000 euros.

Carrusel. El pasado jueves se abrían en el Ayuntamiento las cinco ofertas presentadas para la celebración de mercadillo y carrusel, que debían ofrecer al Ayuntamiento un mínimo de 2.000 euros (1.652,9 más IVA). En estos momentos el comité de expertos está valorando las mismas, en un proceso, explica la edil Maite Puig, en el que no solo se tendrá en cuenta la oferta económica, sino también otros valores subjetivos de calidad, decoración, diseño o ambientación navideña.

La idea del Ayuntamiento es recuperar este año en lo posible el espíritu navideño y la alegría. Puig se muestra contenta, dado que las actividades navideñas se preparan con mucho tiempo, muchos meses de antelación, y tras los buenos datos de agosto, se vio la luz y comenzó el trabajo.