scorecardresearch

«Hay que trabajar más porque esto no nos da»

J. M. Loeches
-

El técnico del CD Toledo, Diego Merino, huye de las excusas y las quejas y promete trabajo para revertir la situación en las próximas jornadas

«Hay que trabajar más porque esto no nos da» - Foto: David Pérez

La derrota en el Polideportivo La Juventud de Mancha Real ha hecho mucho daño al CD Toledo. Es la tercera en tres jornadas y ha situado al cuadro verde en la última plaza de la clasificación. Su técnico, Diego Merino, reconoció estar «muy dolido» y, a pesar de que aseguró que «una decisión marcó el partido», consideró que no se pueden quedar con eso.

Se refiere al penalti en contra señalado a diez minutos para cumplirse el tiempo reglamentario. «Estaba lejos y no pude verlo bien, pero quizás hay fuera de juego», aseguró. Además, insistió en que fue «demasiado castigo» la pena máxima y dejarles con diez: «Conozco a Gomis y me parece difícil que le haga un comentario desmedido al árbitro; estamos todos a 200 pulsaciones».

Por lo demás, el entrenador extremeño tendrá que revisar detenidamente el encuentro. De todas formas, repite que confía «en todos los que integran la plantilla, y cada uno va a tener su momento; ahora es muy fácil mirar para otro lado y abandonar al equipo, pero no lo voy a hacer».

Ahora le vienen al CD Toledo dos encuentros seguidos en el Salto del Caballo, contra el Calvo Sotelo Puertollano y el CD Marchamalo. Merino es partidario de no mirar más allá del próximo domingo, cuando se les abrirá «una nueva oportunidad en la que tenemos que dar el 200 por cien para revertir la situación».

Sobre la falta de producción ofensiva, el de Mérida vio un partido «muy cerrado por las dimensiones del terreno de juego, y así lo esperábamos». De hecho, no cree que el Atlético Mancha Real tuviese muchas más opciones que ellos, e incidió en que le parece increíble que no hayan puntuado ni en Melilla ni en tierras jienenses. Por lo demás, añade también que «el azar influye, y esta vez nos ha dejado fuera». Como conclusión, Merino extrae que «hay que trabajar más porque no nos está dando».