scorecardresearch

Talavera vuelve a demostrar su generosidad

Lola Morán Fdez.
-

El centro comercial Los Alfares acogió ayer el IX Maratón de Donación de Sangre organizado por el Hospital de la mano de la Hermandad de Donantes de Sangre de Talavera y Comarca

Concejales del equipo de Gobierno participaron en el maratón. - Foto: L.T.

Tener entre 18 y 70 años de edad, pesar más de 50 kilos y estar sano son los únicos requisitos que debían cumplir este jueves todos aquellos que quisieron participar en el IXMaratón de Donación de Sangre organizado por el Hospital General 'Nuestra Señora del Prado' en colaboración con la Hermandad de Donantes de Sangre de Talavera y Comarca. Unas sencillas condiciones que, sumadas a la facilidad que se ha dado este año al escoger como lugar de celebración el centro comercial Los Alfares, se tradujeron en una abrumadora participación. Así lo destacó a La Tribuna el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Talavera y Comarca, Felipe Fondón, quien confirmó que, ya antes de las diez de la mañana, hora de inicio de este maratón, ya había quienes esperaban para poder donar sangre y, con este gesto, salvar vidas.

Para el desarrollo de esta nueva edición se habilitó un amplio espacio en el hall de Los Alfares, con un primer punto destinado a rellenar un cuestionario, otro para cerciorarse de que los posibles donantes no tuvieran síntomas de coronavirus, otros dos puntos de triaje habitual donde se preguntaba sobre posibles patologías y se tomaba la tensión a los donantes, y ocho puntos de extracción con personal de enfermería. Asimismo, se habilitó un espacio donde los donantes recibían bebida y alimento para reponer energías «y a casa con la satisfacción de haber salvado vidas y de haber sido solidario con quien lo necesita», tal y como trasladó Fondón.

La acogida de este maratón ha sido, un año más, «estupenda» y la afluencia de personas invitaba ya desde primera hora de la jornada a pensar en el buen resultado que se cosecharía este año, tras dos de pandemia en los que no se ha podido llevar a cabo esta iniciativa.

Hasta las ocho de la tarde se mantuvo en marcha este maratón que llevan a cabo desde hace nueve años en la ciudad el Hospital y la Hermandad de Donantes de Sangre. Tiempo en el que pasaron por allí numerosos talaveranos, entre ellos María, una talaverana que donaba sangre por vez primera y lo hacía junto a su prima, también primeriza en este proceso, que fue la que la animó a colaborar. «Me parece que es necesario, se debería concienciar mucho más la gente de la cantidad de sangre que se necesita», decía mientras esperaba su turno,  asegurando que este gesto no se quedaría en este día, sino que pretendía repetir. «Es más, aquí me he enterado que se pueden donar plaquetas, glóbulos rojos, muchas cosas», dijo, dispuesta a «echar una manilla».

Como indicó esta talaverana, precisamente la facilidad de poder donar sangre en un centro comercial fue lo que le llevó a animarse y acudir junto a su prima, contenta también de contribuir a esta causa. Con ellas estuvo también Raquel, otra talaverana que no pudo participar en este maratón porque donó sangre recientemente y no había pasado el plazo necesario para poder hacerlo de nuevo. Ella sí es donante asidua junto a su marido, con quien fue por vez primera hace ya tres años a donar sangre y junto al que dona también plaquetas, «que también hace mucha falta, y es igual que donar sangre, aunque dura un poquito más» la extracción. 

Todos aquellos que se acercaron con la intención de donar sangre y que cumplían los requisitos obligatorios, como tener una edad comprendida entre los 18 y los 70 años, pesar más de 50 kilos y estar bien de salud, pudieron colaborar en esta iniciativa. A ella se sumaron también integrantes del equipo de Gobierno, como Montserrat Muro, Paloma Sánchez y Roberto Gallegos, contribuyendo a que, en caso de ser preciso, otras personas puedan contar con sangre, algo que «no se puede clonar» y de ahí la importancia de contar con reservas para atender posibles necesidades.