scorecardresearch

Pintar la realidad con otra gama de colores

Lola Morán Fdez.
-

El escritor talaverano Sergio Núñez Vadillo ha publicado su segunda novela, 'Retrato de un daltónico', una obra de «pasiones ciegas» que tiene como escenario la ciudad de Madrid

Pintar la realidad con otra gama de colores

Tras su primera novela, ‘Contra las cuerdas’, el talaverano Sergio Núñez Vadillo regresa a las librerías con una nueva obra que, bajo el título ‘Retrato de un daltónico’. El escritor talaverano, profesor de Economía y Marketing en la Universidad de Valladolid, terminó de escribir esta novela en septiembre de 2019, si bien durante su lectura puede sorprender que algunos de los acontecimientos que se narran «parece que se han vivido durante la pandemia», tal y como explica el autor.

Este nuevo trabajo surge tras la lectura de ‘Ensayo sobre la ceguera’ de José Saramago, «donde presenta una sociedad bastante ciega», y que llevó a Núñez Vadillo a idear una novela sobre «pasiones ciegas». Esta nueva obra versa así «sobre lo ciegos que somos los seres humanos en determinados momentos de nuestra vida por el reconocimiento, las apariencias, bienes materiales, dinero, amor sobre todo, ideas políticas, etcétera».

En su obra, refleja una evolución de la conciencia del protagonista, su desarrollo y metamorfosis que hace un recorrido por esas «pasiones ciegas y la evolución a lo largo de los años que, dependiendo de las elecciones que la vida nos ofrece, pues aprendemos de ella».

Partiendo de que la «cosa más ciega es el amor y los sentimientos», empezó a escribir la historia de un joven de una provincia limítrofe a Madrid que emigra a la capital a finales de los años 90 para continuar sus estudios universitarios, «dejándose arrastrar por todos esos prejuicios, etiquetas con los que de pequeño te van inculcando». Llega a Madrid «sin saber nada y allí lo aprende todo», en una ciudad donde vive sus primeros amores y se enamora perdidamente de una chica que le arrastra, a lo largo de toda la novela, «a una cantidad de metamorfosis, de avatares existenciales y metafísicos, pasionales» que «acaba arrastrando» hasta el término de la novela, cuando alcanza ya una edad de 42 años.

El protagonista de esta historia, como anticipa el título, es daltónico, afección genética que padece el propio autor, quien se inspiró también en el presentador del conocido programa ‘Pasapalabra’, Roberto Leal, quien en una de las emisiones confesó que era daltónico. Algo que, sumado a su propia experiencia, le hizo trasladar esta peculiaridad al protagonista de su novela, para de alguna manera dar a conocer esta afección que es «una gran desconocida».

Para ello, «qué mejor manera que a través de una persona que llega a Madrid de una provincia en blanco y negro a una ciudad multicolor, tecnicolor, que está llena de grandes carteles en la Gran Vía, de luces en las puertas de las discotecas y la gente brilla por su aspecto físico».

El autor precisa que el hilo conductor de la trama es ese daltonismo que el protagonista tiene y su percepción de los colores, para girar en torno a esas «pasiones ciegas y batallas perdidas de un personaje que es bastante iluso, bastante utópico, literario y soñador».

Se ve esa evolución del personaje a través de una trama dividida en dos partes, una primera que se desarrolla en Madrid desde 1996 hasta el año 2000 y una segunda de 2001 hasta 2019, donde se comprueba que el personaje es «una persona completamente distinta». Así mientras en la primera parte es «una persona bastante pasional, colérica, que se deja llevar por las masas», en la segunda es «más racional, más comprometida con sí mismo, que se busca interiormente, que no busca reconocimiento social ni aparentar, sino saber quién es, a qué ha venido al mundo, cuál es su propósito, sus raíces, el legado que le van a dejar sus padres», entre otras.

Escenarios compartidos.  Tras residir en Madrid y en Valladolid, Núñez ha regresado a Talavera, su ciudad natal, tras vivir una serie de episodios muy parecidos a algunos de los que experimenta el protagonista, Abel. Sobre todo, como explica a La Tribuna, ambos comparten escenarios como los edificios, garitos, discotecas, librerías, bibliotecas. «Todo ese continente lo conozco a la perfección porque lo he vivido en primera persona en Madrid en los años 90», dice, para explicar en este sentido que la parte autobiográfica de la novela es «todo ese continente, todo el escenario, como los cines de Gran Vía, el barrio de Malasaña, los garitos, la vestimenta, los literatos».

De esos tiempos residiendo en Madrid recuerda por ejemplo los grandes trayectos que tenía que recorrer desde su lugar de residencia hasta la Universidad, tiempo que aprovechaba para leer y escribir. Fue cuando conoció librerías, bibliotecas y a escribir, pero no fue hasta su regreso a Talavera cuando empezó a hacer sus «primeros pinitos literarios» en forma de relatos.

Conferenciante, organizador de eventos y marketing deportivo, Núñez Vadillo se ha formado además en guión cinematográfico en la Escuela de Teatro y Cine Joaquín Benito de Lucas de Talavera y ha practicado el boxeo, deporte del que atesora una gran colección de libros, alrededor de 200 entre novelas, biografías y ensayos, entre otros.

‘Retrato de un daltónico’ se encuentra ya a la venta  Talavera, en la Librería Páginas. Publicada por la editorial toledana Celya, la novela se puede adquirir también en la web de la propia editorial: www.editorialcelya.com.

Tras la presentación de la novela en Poyales del Hoyo, municipio natal de su madre, Núñez Vadillo espera poder hacerlo en breve en Talavera, si bien dependerá de la situación sanitaria y las medidas que estén en vigor a causa de la pandemia del coronavirus.

En la actualidad, Núñez Vadillo sigue escribiendo y tiene previsto comenzar la que será su tercera novela en 2022.