scorecardresearch

El acceso al bono joven de alquiler, limitado en el Casco

Jaime Galán
-

La medida planteada por el Gobierno de España para ayudar a emanciparse a los menores de 35 años tiene una renta límite de 600 euros, un obstáculo para aplicarlo en muchas ciudades. Las comunidades podrían ampliarlo a 900 euros

Vista panorámica de Toledo que engloba varios barrios de la ciudad. - Foto: Yolanda Lancha

Solo uno de cada ocho jóvenes de entre 16 y 29 años se ha independizado en España. Son los datos que ofrece el Consejo de la Juventud referentes a 2021. En porcentaje, el número de jóvenes que aún siguen viviendo con sus padres roza el 80 por ciento en nuestro país, cuando la media europea no llega al 60 por ciento. Por cifras como estas, el Gobierno de España puso en marcha el bono de alquiler para jóvenes, para tratar de ayudar a emanciparse a los menores de 35 años. Una medida bien acogida por parte de este colectivo, pero que tiene varios requisitos que complican, en algunos casos, poder acogerse a la misma. El principal es el límite de renta a pagar en un inmueble, cifrado en los 600 euros. Ciudades como Madrid o Barcelona quedan vetadas en prácticamente todos sus barrios. Pero, ¿qué pasa en Toledo? Según un estudio del portal web 'Fotocasa', solo el 34% de la oferta de viviendas de la capital podría acceder al bono público, al superar los precios de los inmuebles la barrera de los 600 euros. En el caso de alquilar una habitación el límite serían 300 euros. Es necesario conocer que el Ejecutivo nacional dejó abierta la puerta a que las comunidades autónomas pudieran subir este límite hasta los 900 euros en su territorio para el alquiler total y hasta los 450 euros en el caso de las habitaciones.

En Toledo capital estos límites se superarían principalmente en los inmuebles situados en el Casco Histórico, donde el m2 tiene un precio estimado de 8 euros, o en la avenida Europa con valor de 7,7 euros el m2. El efecto contrario se vería en el barrio de Santa María de Benquerencia o en Azucaica dónde estas parcelas rondan los 6 euros, según los datos publicados en 'Idealista.com', otro portal web de venta y alquiler de inmuebles.

Según otro estudio, este realizado por el portal 'Enalquiler', el precio medio del alquiler en Toledo capital sería de 697 euros en enero de 2022. Por la superficie de las viviendas, el precio aumentaría hasta los 841 euros si se trata de un piso de más de 90 metros cuadrados, bajaría a los 608 euros en las viviendas que tengan entre 60 y 90 metros cuadrados y, por último, bajaría a los 486 euros de media en aquellos alquileres de menos de 60 m2. Estos datos dejan en evidencia que más de la mitad de los inquilinos de Toledo capital no podrían acogerse a esta ayuda, salvo los que vivan en inmuebles más pequeños.

Según los testimonios de varios residentes en el Casco histórico que viven en un piso de alquiler ellos solos,  en esa zona de la ciudad es difícil encontrar una oferta inferior a los 600 euros, por lo que los usuarios que viven en este barrio suelen elegirlo porque tienen una renta más elevada y, por tanto, no podrían acceder al bono joven de alquiler. Esto también reúne excepciones. Es el caso de María González, arquitecta que reside en un inmueble cercano a la plaza del Juego de Pelota y que paga mensualmente 450 euros de alquiler. Cifra inferior a la media que decían los estudios anteriores. Sin embargo, pese a estar dentro de ese margen, no podrá solicitar la ayuda por que su renta supera el máximo permitido. Y es que esta subvención del Ejecutivo nacional impone más requisitos a cumplir, además del que regula el precio de alquiler del inmueble. El obstáculo en cuestión para María González es el de sus ingresos mensuales. El plan del Gobierno establece que solo se puedan acoger a la ayuda aquellos que perciban menos de 24.319 euros anuales, es decir, tres veces el indicador público de renta de efectos múltiples, conocido como Iprem. En algunos casos, este umbral podría ampliarse hasta los 32.000 euros.

Más requisitos. Uno de los inconvenientes a la hora de pedir esta subvención, y uno de los que menos se ha popularizado, es que será necesario estar empadronado en la vivienda de alquiler sobre la cual se está solicitando el bono joven. Entre los afectados por este motivo se encuentra Óscar Furones. Él es natural de Zamora, pero se encuentra viviendo en Toledo por motivos laborales. Cumple con todas las condiciones para recibir la cuantía económica salvo con el empadronamiento, lo que debería cambiar si quiere poder acceder a ella. Además, el caso de Óscar Furones muestra los diferentes baremos en el precio del alquiler según la zona en la que se encuentre el inmueble. Antes de vivir en su piso actual de Bargas, permaneció como inquilino en el barrio del Polígono. Por un inmueble de similares metros cuadrados, en el barrio de la capital pagaba 500 euros, por los 390 mensuales que abona actualmente en la localidad de Bargas.

En la comparativa por distritos también aporta información Sergio Queren. Este joven toledano ha vivido en diferentes etapas de su vida en San Antón, Buenavista, Bargas y en la avenida Reconquista. El precio más caro del alquiler lo está pagando actualmente en el barrio de San Antón porque se trata de un inmueble para él solo. En los anteriores pisos los estuvo compartiendo con otras personas. En cualquier caso, ahora paga 420 euros por unos 40 metros cuadrados aproximadamente, y llegó a pagar 180 euros por una habitación en la avenida Reconquista. En los demás puntos fueron cuantías inferiores. En lo referente al bono joven de alquiler, podrá solicitarlo al igual que Víctor Blanco y sus dos compañeros de piso.

Los últimos tres inquilinos mencionados ya tienen la documentación preparada para solicitar la subvención. Comparten un piso de 100 metros cuadrados en la avenida general Villalba por un precio de 196 euros cada uno. Víctor Blanco destaca que en el momento de la búsqueda de piso eligieron este por delante de otro ubicado en la avenida Reconquista «porque tenía el mismo precio y era el doble de grande». Tras leer esto, el interesado en el bono joven de alquiler debe saber que la cuantía máxima a recibir serán 250 euros al mes.