Fercatur llega con el reto de mantener la esencia de la caza

Ana Pobes
-

El presidente de Fecir señala que sin la caza, sin la pesca y sin el turismo «nuestros pueblos desaparecerían al tratarse de recursos que producen importantes jornales»

Fercatur llega con el reto de mantener la esencia de la caza - Foto: Pablo Lorente

La Feria de la Caza, la Pesca y el Turismo (Fercatur) abrió ayer sus puertas. Y lo hizo con la «ilusión de  mostrar una nueva visión de la caza, sobre todo a los niños». Así lo declaró el presidente de la Federación de Empresarios de Ciudad Real (Fecir), Carlos Marín, quien dio la bienvenida a la feria de la ‘España vaciada’ y que busca «mantener tradiciones como la caza, la pesca y el turismo rural». Y es que, Fercatur no es una feria al uso sino una feria que intenta «poner en valor una tradición que se viene realizando desde hace más de 20.000 años», y eso, continuó diciendo, es lo que vamos a enseñar a la gente. «Queremos mostrar a niños y mayores que sin la caza, sin la pesca y sin el turismo rural y cultural nuestros pueblos se vaciarían al tratarse de recursos que generan importantes jornales», declaró al tiempo que señaló que «Fercatur es la feria de la ilusión, la sostenibilidad y la naturaleza».
Recordó que el Fercatur del año pasado fue el de la consolidación, mientras esta nueva edición será la de la «ilusión». Los datos hablan por sí solos con 3.100 metros cuadrados, más de 60 estands y 40 medios acreditados, pero la Feria de la Caza, la Pesca y el Turismo «no sería lo que es sin el patrocinio de la Diputación de Ciudad Real», por lo que Marín agradeció a su actual presidente, José Manuel Caballero, que creyera desde el principio en esta feria «cuando nadie creía en ella». Agradecimiento que también trasladó a la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, por «darnos siempre tu apoyo». Un día para agradecer, declaró el presidente de la Federación de Empresarios de Ciudad Real, no solo a las instituciones sino «a todos aquellos que han hecho posible que lo que entonces era un sueño hoy sea ya una realidad».
Al acto asistió también la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, quien declaró que «nuestros pueblos necesitan la actividad de la caza porque es uno de los elementos de desarrollo» y de ahí la apuesta del Consistorio por la cultura cinegética y gastronómica. «Nuestros pueblos necesitan la caza porque crea empleo y fija población, sin duda algo importante en estos momentos que estamos viviendo».  
Entre los asistentes se encontraba también el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, quien subrayó que «la caza constituye un motor de desarrollo socioeconómico» en la región por lo que ratificó el «nítido respaldo» del Gobierno regional a la difusión de esta actividad. Además, insistió en que «la caza regulada cumple una importante función para preservar el medio natural de la región» y recordó que la región concentra el 16% del terreno cinegético nacional y el 11 por ciento de las licencias nacionales y es la comunidad autónoma con mayor presencia de industria cárnica de caza, uno de los primeros destinos para la utilización de rehalas y el primer destino para desarrollar la actividad, seguido por Castilla y León y Andalucía.