Toledo lidera, con 149, las agresiones sanitarias de CLM

J. Monroy
-

CSIF demanda medidas para acabar con las agresiones en el ámbito sanitario, más aún con el escenario actual de coronavirus y la presión asistencial que pueden provocar un aumento

Toledo lidera, con 149, las agresiones sanitarias de CLM - Foto: Eugenio Gutiérrez

De las 424 agresiones que los profesionales del ámbito sanitario de la región sufrieron en 2019, 149 de ellas fueron en Toledo, Complejo Hostitalario que lidera esta funesta lista. Así lo reflejan los datos del Observatorio de la Violencia del Sescam, hechos públicos por el sindicato CSIF, que con motivo del Día Europeo Contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, demanda medidas para acabar con las agresiones en el mismo.
De acuerdo a los datos ofrecidos por el Observatorio de la Violencia, en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), se registraron el pasado año 424 incidentes en la región, entre ellos 252 en Atención Primaria, 170 en Atención Especializada y 2 en la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario. Por volumen, el mayor número de incidentes en Atención Primaria se produjo en Toledo (98). Le siguieron Guadalajara (47), Albacete (18), Cuenca (15), Alcázar de San Juan (15), Hellín (14), Talavera de la Reina (9), Almansa (8), Villarrobledo (7), Puertollano (7), Ciudad Real (5), Tomelloso (3), Manzanares (3) y Valdepeñas (3).
En Atención Especializada, los incidentes se distribuyeron de la siguiente forma: Toledo (51), Guadalajara (25), Puertollano (16), Almansa (14), Hellín (13), Albacete (11), Ciudad Real (9), Parapléjicos de Toledo (6), Cuenca (6), Talavera de la Reina (5), Villarrobledo (4), Tomelloso (4), Valdepeñas (3) y Alcázar de San Juan (3).
De los 424 incidentes, 20 fueron de carácter físico, 390 fueron verbales, 11 de carácter patrimonial y 3 de ellos de tipo escrito.
MEdidas. Ante estos datos, y con motivo de la conmemoración del Día Europeo Contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario este mismo jueves, lanza la campaña ‘Stop agresiones en el ámbito sanitario, gestionemos en positivo’, a través de la cual ofrece recomendaciones para reducir el ambiente de conflictividad en los centros sanitarios y reivindicar medidas de mejora ante esta preocupante situación.
El objetivo de este Día, recuerda CSIF, es sensibilizar a las administraciones públicas, a los propios profesionales y a los ciudadanos del grave problema que significan las agresiones a sanitarios, ya que afecta de forma sustancial a la actividad sanitaria y, por tanto, a la propia sanidad, que es uno de los pilares básicos de nuestra sociedad del bienestar. Además, la actualidad sanitaria en nuestro país en relación al coronavirus está generando sobrecargas de trabajo a plantillas infradotadas con el consiguiente riesgo de aumento de agresiones.
CSIF exige además al Ministerio de Sanidad el establecimiento definitivo de la aplicación Alertcops, que tras dos años de espera continúa sin estar operativa, así como campañas de concienciación y disuasorias a la población; la instalación y recomendaciones del Botón SOS; la actualización de las Planes de Agresiones a los Profesionales; cambios normativos y administrativos dirigidos a agresores, incluido el Código Penal; respaldo jurídico de los profesionales y puesta en marcha definitivamente del Observatorio Nacional de agresiones del ministerio.