scorecardresearch

Sin rastro del lobo

J.M.
-

La Delegación de Desarrollo Sostenible asegura que el ataque al rebaño de Montesclaros puede proceder de perros salvajes o de zorros. «No hay datos fehacientes», señala

Sin rastro del lobo

La Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible asegura que no hay de momento indicios de la presencia del lobo en la provincia tras la denuncia de un ganadero de ovino en el término municipal de Montesclaros. Los técnicos señalan que los causantes de los ataques a los animales han podido ser también perros salvajes o zorros.

«No hay datos fehacientes de que pueda haber sido un lobo», indicó a este diario la Consejería de Desarrollo Sostenible. La Junta ha instalado cámaras en la explotación del afectado.

La Guardia Civil ha abierto una investigación tras la denuncia presentada por el ganadero. Se trataría del primer caso constatado de la presencia del lobo en la provincia en años.

La organización Asaja Toledo dio la voz de alerta a principios de este mes.  De esta manera, la organización provincial advertía a los ganaderos de la Sierra de San Vicente por la sospecha de la presencia de lobos en la comarca por el ataque sufrido por un rebaño de ovejas, cuyas heridas podrían ser compatibles con las causadas por esta especie.

La organización agraria aguarda la confirmación para demandar la modificación de la legislación regional que recoge indemnizaciones y ayudas para paliar los daños de este depredador al ganado doméstico y que, hasta la fecha, solo se circunscriben a la provincia de Guadalajara. Cerca del otoño, se producen más ataques de lobos por ser el momento en el que las nuevas camadas alcanzan la edad para aprender a cazar.