scorecardresearch

Compran una casa y hallan material bélico en Casarrubios

LT
-

La Guardia Civil ha destruido cartuchería de alto calibre en una buhardilla del municipio sagreño. Era material "realmente peligroso ante cualquier golpe o fricción", afirma la Benemérita

Compran una casa y hallan material bélico en Casarrubios

El equipo Gedex (Grupo de Desactivación de Explosivos) de la Guardia Civil ha localizado y destruido diverso material bélico, localizado en la buhardilla de una vivienda de Casarrubios del Monte.

El hallazgo ocurrió el 20 de marzo por la mañana, cuando en el Puesto Principal de la Guardia Civil de Valmojado se recibió el aviso de una posible localización de cartuchería de alto calibre en un domicilio particular. Los alertantes eran los propios dueños de la vivienda, que habían adquirido el inmueble recientemente, y desconocían que los anteriores propietarios guardasen ese tipo de material.

Se dio rápidamente aviso a la unidad de la Guardia Civil especializada en desactivación de explosivos (Gedex-NRBQ), y se activó el protocolo correspondiente.

Los agentes comprobaron que se trataba de dos cartuchos no disparados de 20 mm, utilizados en cañones antiaéreos de tiro rápido "Bofors". Su peligrosidad no solo radica en el explosivo que llevan alojado dentro, sino que la simple vaina o "casquillo" alberga en su interior el iniciador (o estopín), realmente peligroso ante cualquier golpe o fricción. En cualquier caso, es un material que debe ser manipulado con mucho cuidado y solo por personal especializado.

Debido a la experiencia del Gedex en este tipo de cuestiones, los agentes, previo consentimiento de los propietarios de la vivienda, realizaron una búsqueda más exhaustiva en el domicilio, por si pudieran encontrarse más objetos semejantes, hallando una cantidad importante de cartuchos y granadas, de los que los propietarios desconocían su existencia, encontrándose: 10 disparos completos de 40mm, 4 proyectiles de disparo de 40mm, 3 granadas de mortero de 60mm, 1 granada de mortero de 50mm y 2 vainas de 105mm y 125mm, respectivamente.

Tras el análisis de estas piezas, el Gedex concluyó que carecían de la mayor parte de material explosivo o deflagrante; no obstante, conservaban una gran parte de su peligrosidad, decidiendo los agentes que procederían a su completa destrucción.

Por ello, si algún ciudadano localiza un objeto que pudiera ser un artefacto explosivo, la Guardia Civil aconseja: no tocar ni malipular el objeto, aunque aparentemente esté en malas condiciones a la vista, el explosivo en su interior puede seguir siendo eficaz, y por lo tanto, muy peligroso; señalar el lugar del hallazgo para poder ser localizado posteriormente; y poner en conocimiento de la Guardia Civil lo antes posible para que puedan adoptar las medidas de seguridad necesarias.