¿Y si se jugarán ahora los 'play off'?

J. M. Loeches
-

En caso de que se dé por concluida la Liga en el Grupo XVIII Tercera División y se dispute la fase de ascenso, el CD Toledo entraría como tercero. Tiene ahora la tercera peor puntuación de todos los grupos

¿Y si se jugarán ahora los 'play off'? - Foto: Yolanda Redondo

No existen certezas de cómo va a solucionar la Real Federación Española de Fútbol el desenlace de la temporada actual, una vez que pase la crisis del coronavirus. Si se diera por concluida la Liga con los números actuales y se jugaran los ‘play off’ de ascenso a Segunda B, el CD Toledo entraría en el bombo como tercero, así que en la primera ronda le tocaría otro equipo clasificado en ese lugar.
Hay que decir que los de Manu Calleja son el tercer clasificado con peor puntuación de los 18 grupos de la categoría, con 49 puntos, solamente por detrás del Arosa SC y del Alcorcón B, que suman 47, aunque el cuadro gallego ha disputado 27 partidos hasta la fecha, y no 28 como los verdes.
Pues a pedir, parece que los grupos teóricamente más fuertes serían los primeros a evitar. De ahí que precisamente el filial del Alcorcón, del grupo de Madrid, no fuera recomendable. Tampoco lo parece el representante del Grupo IV (País Vasco), el CD Vitoria, que hace una campaña estaba en Segunda B y parece que quiere volver. Es el filial de la SD Eibar de Primera División y ha totalizado 55 puntos.
Por lo demás, tampoco suena atractivo para los aficionados el Mallorca B. Reúne eso de ser un filial y tener que desplazarse en avión. Además, ha sumado 60 puntos en 27 jornadas. Seguro que el conjunto verde tampoco querría cruzarse con la Arandina CF, del grupo de Castilla y León (59 puntos) o con el Atzeneta UE, del Grupo VIII (Comunidad Valenciana), que ha realizado una inversión fuerte y está dirigido por el exinternacional español David Albelda. En la plantilla está el exverde Vicente Moscardó.
En este grupo todavía habría que meter al Terrassa FC (Cataluña) y al CP Cacereño (Extremadura), con Murci es sus filas. Son dos clubes que tienen ganas de volver a la categoría de bronce, en la que han militado en las últimas décadas. No serían de fiar los representantes de los dos grupos andaluces (IX y X). El nuevo CF Motril y el Xerez Deportivo FC resultarían enemigos complicados, y más teniendo en cuenta el desplazamiento a sus campos. Lo mismo pasa con el canario CD Marino, con el viaje más largo y las peculiaridades de las islas, y el representante murciano, el Mar Menor CF, de San Javier, con buenas instalaciones y muchos recursos.
La dificultad empezaría a bajar, en teoría, con los asturianos y los cántabros, el CD Covadonga y el Rayo Cantabria, filial del Racing de Santander. Y, seguramente, entre los preferidos de la afición se colocarían el CD Brea (Aragón), de una población zaragozana de apenas 1.600 habitantes. También el Casalarreina CF (La Rioja), cuyo pueblo supera por muy poco los 1.000 vecinos, y el representante navarro, el Beti Kozkor KE, que juega en la población navarra de Lecumberri, con 1.536 habitantes.