scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Sánchez copia a Pablo Casado

31/07/2022

Curioso. El presidente de gobierno ha asumido la misma estrategia que utilizó Pablo Casado cuando era líder de la oposición.

Cuanto peor le iban las cosas al expresidente del PP, más arremetía contra el gobierno. Cuanto más se acusaba a Casado de hacer nombramientos de medio pelo, de prescindir de los hombres y mujeres más capaces que tenía el PP y cuanto más se le decía que estaba hundiendo el partido, más fiereza utilizaba contra el presidente de gobierno, al que achacaba todos los males del país incluyendo los del PP.

Ahora, cuando España se encuentra en una situación difícil, no hay dato económico esperanzador, los indepes se salen con la suya porque el gobierno tiene miedo a no sacar adelante los presupuestos, y los sondeos indican que Sánchez tiene imposible repetir mandato, el presidente de gobierno señala a Feijóo como el principal responsable. Incluso, como hizo en el debate sobre el estado de la Nación, le acusa de no tener propuestas, cuando Sánchez mejor que nadie que sí las tiene … porque se las ha entregado en mano.

A qué juega Pedro Sánchez lanzando diatribas contra Feijóo no lo entiende nadie. A su edad, y con tres años de gobierno a sus espaldas, ya debería haber aprendido que las cosas no se arreglan pegando mandobles a los demás y cambiando el equipo, sin darse cuenta de que los males están en su persona. Es más, tampoco se da cuenta de que su equipo va a peor; era mejor el primer gobierno que el segundo, y al segundo le ha dado la puntilla al obligar a algunos de sus ministros a asumir funciones de partido, con lo cual debilita el gobierno y debilita el partido. Cuando hay problemas todo el mundo debe trabajar full time para resolverlos, en lugar de asumir nuevas cargas sin dejar las primeras.

La política es para gente con vocación de servicio, no nos cansaremos de recordarlo, pero también para gente con buena cabeza y que cuando vienen mal dadas dedica unos minutos a reflexionar sobre sus decisiones en lugar de buscar culpables a diestra y siniestra. La estrategia de Casado tuvo el resultado que tuvo, malo para él, y que Sánchez imite sus formas no augura nada bueno para el PSOE ni para el presidente.

Un aparte. Macarena Olona deja la política por razones de salud. Una mala noticia para ella pero también para Vox. No le fue bien en Andalucía, no le funcionó la estrategia que se marcó ella misma o la que le marcaron en la sede nacional. Trabajar en política, cuando se hace en serio, es una tarea muy dura, que obliga a un gran esfuerzo físico y psicológico.

Olona ha sido una portavoz parlamentaria aguerrida, peleona y con verbo ácido. Ojalá su salud le responda en el futuro y pueda reanudar, como desea, su carrera profesional, la abogacía del Estado.