«Esto ya no se puede aguantar, tiene que parar como sea»

I.G.Villota
-

Las mujeres salieron a la calle en Toledo con motivo de la emergencia feminista para clamar contra el verano más negro en asesinatos machistas y violaciones en grupo

Alarmante e indignante. Como mínimo para decretar una ‘emergencia feminista’. Un verano con más de 40 asesinatos de mujeres y 17 violaciones múltiples. Motivos suficientes para que la Plataforma 8-M convocase en Toledo una manifestación que partió de la plaza de Zocodover y llegó hasta el paseo de la Vega, donde las convocantes tenían prevista una vigilia, si la lluvia lo permitía hasta las dos de la madrugada, para recordar a todas las mujeres asesidas y vejadas solo por el hecho de ser mujeres.
Numerosas camisetas moradas salieron a la calle para clamar contra el verano más negro desde que se registran cifras en esta materia. Lo hicieron tras una pancarta con el lema ‘Por las que están, por las que no stán, por las que peligran’, evidenciando que esta realidad nos compete a todas. «Esto ya no se puede aguantar, tiene que parar como sea», enfatizaba Ana Miranda, portavoz del colectivo.
Actos como el de ayer visibilizan los asesinatos machistas en un año con un verano especialmente duro en el que se contabilizó en julio un crimen de violencia de género cada dos días y que, solo en esta semana, ha dejado cuatro mujeres muertas, con presencia de menores, aunque solo se contabilicen dos como víctimas de esta violencia.
La plaza de Zocodover fue el punto de partida de la marcha, que acabó en la Vega.La plaza de Zocodover fue el punto de partida de la marcha, que acabó en la Vega. - Foto: Yolanda RedondoDesde la plataforma celebraron la labor de sensibilización en los círculos cercanos. «Creo que hay una sensibilidad, que todo el mundo entiende lo que es la violencia machista y el acoso en la calle. Se habla con mucha normalidad, pero algo está fallando cuando se siguen asesinando mujeres», subrayó Miranda.
«La justicia es lenta, no siempre es eficaz, y hay muchas políticas que tenemos escritas sobre un papel en un Pacto de Estado estupendo, que no se están poniendo en marcha, por ejemplo una asignatura obligatoria sobre igualdad en todos los centros públicos», apuntó, solicitando más recursos y bien utilizados para luchar contra este problema estructural.
Tildó de «vergüenza» el presupuesto destinado a los ayuntamientos en materia de violencia de género, que apenas llega a unos miles  de euros para cada municipio.
La fachada de la Diputación Provincial también se unió a la protesta.La fachada de la Diputación Provincial también se unió a la protesta. - Foto: La TribunaSobre el papel de los hombres, agradeció que cada vez «hay más aliados», aunque recalcó que su papel tiene que ser el de «acompañar» y no «el de decirnos qué tenemos que hacer».
más que cifras. Desde que se establecieron los registros de víctimas en 2003 ya son 1.017 las mujeres que han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, de ellas 42 en lo que va de año de forma que suponen un aumento en 16 víctimas mortales respecto al mismo período que el año anterior. A estas cifras hay que sumar tres menores asesinados este año -desde que se iniciaron los registros en 2013-, además de que otros 32 han quedado huérfanos.