scorecardresearch

El PP acusa a Page de estar «escondido» ante «la mayor crisis sanitaria» de la región

S. GALA/L.T.
-

El PSOE acusa a los 'populares' de «hacer política sucia, esta vez con la sanidad pública»

El Partido Popular de Castilla-La Mancha volvió ayer a denunciar lo que consideran «el mayor caso de  crisis sanitaria» en la región y acusó al presidente, Emiliano García-Page, de estar «escondido» y no acudir ni siquiera a Manzanares a dar explicaciones a los ciudadanos sobre la gestión que está realizando su Gobierno de la legionella. El portavoz del PPen las Cortes, Francisco Cañizares, señaló que el anterior portavoz de Sanidad cuando el PSOE estaba en la oposición, Fernando Mora, ya habría pedido la dimisión de Cospedal y de Echániz, y sin embargo el PP -defendió- está queriendo ser más «escrupuloso» y sólo denuncia la «carencia total y absoluta» de información a los vecinos de Manzanares así como la «insensibilidad del Gobierno de Page» con las víctimas de la legionella.

En este sentido, el portavoz ‘popular’ criticó que Page no haya tenido tiempo de acercarse a la localidad ciudadrealeña, de la que muchos ciudadanos se han marchado «asustados» durante estas fiestas navideñas, aseguró. Asimismo, criticó que finalmente el consejero no haya comparecido en las Cortes y que además haya habido una evidente falta de coordinación en la comunicación de los datos, criticando además que no se haya creado un Gabinete de crisis para hacer un seguimiento diario.

«Page debe acudir a Manzanares y dar explicaciones», dijo, para añadir a continuación que «sólo está para ir a Ferraz y meter cizaña en el Partido Socialista pidiendo que Pedro Sánchez haga lo contrario de lo que él hizo en Castilla-La Mancha con Podemos».

respuesta del psoe. Por su parte, la portavoz de Sanidad del Grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Isabel Abengozar, lamentó ayer a través de una nota de prensa que a la misma hora que comparecía públicamente el consejero de Sanidad para ofrecer datos y tranquilizar a la población sobre el brote de legionella en la localidad de Manzanares, el portavoz del Grupo Parlamentario del PP en la cámara autonómica «se dedicara a seguir alarmando y asustando a la población, como han venido haciendo desde que se detectaran los primeros casos».

Y es que para Abengozar resulta «bochornoso» que los dirigentes del PP vuelvan a hacer «política sucia» esta vez con la sanidad pública de los castellano-manchegos y que en vez de dejar trabajar a los profesionales en resolver este problema, «se dediquen a sembrar dudas y a alarmar».

Para la parlamentaria socialista, los ‘populares’ deberían abandonar esta estrategia porque «no todo vale en política y no se puede utilizar la salud de los ciudadanos para intentar hacer daño al adversario político». Igualmente, indicó que «ahora se erigen en defensores de la sanidad pública pero son los mismos que durante su Gobierno la desmantelaron y la llevaron a ocupar los últimos puestos de nuestro país».