Y la culpa no era mía

J.A.J
-

Una treintena de féminas de diversas edades escenificaron ayer la canción de protesta 'Un violador en tu camino' en la Plaza de Zocodover con motivo de la celebración del Día de la Mujer.

Un momento de la representación en la Plaza del Zocodover. - Foto: Yolanda Redondo

"Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía». Mensajes como éste, de crítica a la injusta culpabilización de una mujer cuando  ha sido víctima de la violencia sexual, explican el éxito global que ha tenido la canción ‘Un violador en tu camino’ como herramienta de denuncia de las distintas discriminaciones que aún hoy sufre el género femenino. Su interpretación llegaba este sábado a Toledo, tres meses después de que fuera puesta en circulación por el colectivo feminista chileno ‘Las tesis’ durante las movilizaciones del Día contra la Violencia de Género del año pasado,  durante un acto organizado por la Asamblea Feminista de la ciudad en la Plaza de Zocodover. La acción ha formado parte de los distintos actos de reivindicación feminista que se desarrollan en la capital toledana durante el fin de semana con motivo de la celebración hoy domingo del 8 de Marzo, Día de la Mujer.
Tras varios ensayos en el lugar, coordinando el cántico con la coreografía que ha hecho popular la obra, a las 12 del mediodía arrancó la representación. Una treintena de mujeres de diversas edades, desde la adolescencia hasta la mediana edad, arrancaron con las primeras letras de la canción, las de «El patriarcado es un juez que nos juzga por nacer, y nuestro castigo es la violencia que no ves».
Las féminas fueron siguiendo la coreografía con los ojos vendados mientras seguían cantando la descripción de las distintas violencias que pueden sufrir por su condición. «Es feminicidio. Impunidad para el asesino. Es la desaparición. Es la violación», entonaban, para llegar a la negación de la culpa femenina en estas agresiones sufridas seguida de una acusación dirigida a una sociedad regida aún por cánones machistas: «El violador eres tú».


Rosarios en lugar de 'pacos'.

Luego, el cántico siguió apuntando a distintas instancias haciéndolas responsables de que la igualdad todavía no haya saltado del papel legal a lo cotidiano. «Los jueces. El Estado. El presidente. El estado opresor es un macho violador».
En esta estrofa se produjo el único cambio en la interpretación de Zocodover sobre la letra original. La referencia a los ‘pacos’, apodo usado en Chile para referirse a los agentes policiales, fue sustituida por «los rosarios», una velada alusión a determinados sectores ultrarreligiosos que han expresado su rechazo a las reivindicaciones feministas. De este modo, la interpretación no quiso salpicar a las Fuerzas de Seguridad del Estado en España con las acusaciones de malos tratos que las feministas chilenas dirigen contra el cuerpo policial de los Carabineros de Chile.
Tras la representación, la integrante de la Asamblea Feminista de Toledo Elena Moreno agradeció la participación en el acto y animó a participar en las demás acciones previstas este fin de semana, recordando que el 8-M es «un día de lucha en el que hay que seguir reivindicando la igualdad».