La menor arrollada por el tren estaba haciendo fotos

J.M.
-
El suceso ocurrió cerca de la estación de Illescas. - Foto: Rubén Caño

Los agentes de la Guardia Civil están aún pendientes de recibir el examen forense de la víctima mortal, de 14 años. La menor se encontraba a unos 300 metros de la estación de Illescas en una zona acotada de la vía

La Guardia Civil confirmó ayer a este diario que la chica fallecida después de ser atropellada por el tren en las inmediaciones de la estación ferroviaria de Illescas estaba haciendo fotos junto con unos amigos.
La menor tenía 14 años y se encontraba en una zona acotada a 300 metros de la estación cuando fue succionada por el convoy que completaba el trayecto Huelva-Madrid, el pasado sábado a las 19,43 horas.
En este sentido, los agentes de la Guardia Civil están pendientes todavía de recibir los resultados del examen forense a la víctima, quien en principio estaba acompañada de otros dos amigos en el momento del atropello.
Los tres estaban en una zona acotada de la vía por una malla de unos dos metros y medio de altura instalada hace aproximadamente un año, por lo que los chavales sortearon de alguna manera el obstáculo o llegaron hasta el lugar caminando desde la estación ferroviaria sagreña.
Como consecuencia de este suceso en la vía férrea en la comarca de la Sagra, el Ayuntamiento de Illescas decidió suspender los actos previstos por los Carnavales en señal del duelo.
El tren que arrolló a la menor cubría el servicio de media distancia entre las poblaciones de Huelva y Madrid, con paso por muchas poblaciones extremeñas, y por Oropesa y Talavera ya en la provincia de Toledo.
El servicio ferroviario, según los horarios de Renfe, tenía prevista la parada en la ciudad de Talavera a las 18,51 horas, y unos 50 minutos después se produjo el atropello mortal a la altura de la localidad de Illescas.