Encuentran degollado a un taxista en Alcalá de Henares

Agencias
-

La Policía localiza el cadáver en el interior del vehículo y baraja el robo como principal hipótesis del crimen. El hombre, de 59 años, llevaba un año trabajando y era asalariado

Encuentran degollado a un taxista en Alcalá de Henares

La Policía Nacional estima como principal hipótesis que el robo fue el móvil para matar a un taxista cuyo cadáver ha sido encontrado esta madrugada dentro de su vehículo en la localidad madrileña de Alcalá de Henares (Madrid) con una herida de arma blanca en el cuello.
Fuentes policiales han informado de que a las nueve de la mañana los agentes seguían buscando al autor o autores de los hechos después de que el cadáver fuera encontrado minutos antes de la una de la madrugada.
La principal hipótesis que maneja la Policía Nacional es que el crimen ha tenido como motivación el robo. Según han señalado desde Fedetaxi, los primeros indicios apuntan a que el taxista llevaba a un cliente y que cuando se puso el cinturón de seguridad tuvo lugar la agresión mortal por la espalda.
El servicio de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid recibió el aviso sobre la una menos veinte de la madrugada y facultativos del mismo se personaron a la altura del número 16 de la calle de Manuel Laredo de Alcalá de Henares.
Los sanitarios del SUMMA 112 encontraron al taxista, un hombre de unos 59 años, ya fallecido en el asiento del conductor con una importante herida de arma blanca en el cuello y heridas menores en ambas manos, por lo que únicamente pudieron certificar el fallecimiento.

 

Investigación

Fuentes del sector han explicado que el hombre llevaba ejerciendo su actividad en la localidad y era un profesional asalariado. El vehículo que conducía pertenece a la cooperativa Alcalá Radio Taxi, que ha recibido la noticia del crimen con "consternación".
Según han indicado fuentes conocedoras del caso, los investigadores del Grupo VI de Homicidios se han personado esta mañana en la sede de la cooperativa para recoger posibles indicios como el registro de llamadas, ya que como se indica en la propia emisora la petición de servicio puede ser grabada.
Fedetaxi ha lamentado "el desamparo en el que trabajan miles de taxistas madrileños, tras abandonarse los proyectos de botón de pánico y el uso habitual de mamparas que ya no admiten muchos modelos de taxi". Si bien desde el sector indican que la localidad de Alcalá de Henares no es una zona conflictiva para los profesionales y que no ha existido hasta ahora ningún problema de delincuencia o agresiones, salvo algún cliente que ha tratado de salir del taxi sin pagar.