scorecardresearch

Las acusaciones impugnan el informe forense

J.M.
-

Los letrados de la víctima, del Sescam y del Colegio de Médicos aducen que faltan elementos probatorios concretos para sostener la inimputabilidad

Las acusaciones piden la impugnación del informe forense - Foto: Yolanda Lancha

El padre del procesado abrió hoy la tanda de testigos de la segunda sesión del juicio contra el hombre de 32 años por agredir el 14 de junio de 2018 con un palo a un médico de Camarena, que permaneció en estado crítico y vive con unas graves secuelas por las que precisa de ayuda para la vida cotidiana. El proceso contra Francisco Jesús, desarrollado a puerta cerrada y sin la presencia de periodistas, quedó visto para sentencia con la misma posición contraria entre las partes.

La Fiscalía pide, a raíz del informe forense, la exención de la responsabilidad criminal por intoxicación plena y el internamiento en régimen cerrado (opciones al margen de la cárcel, donde permanece en prisión preventiva el procesado desde junio de 2018, concretamente en Ocaña I) del procesado por un periodo de 25 años, según detalló a los medios la abogada de Francisco Jesús, Blanca Biezma, quien cuestionó este plazo porque la medida de seguridad no puede ser superior a los años de condena previstos por un delito.

Al respecto, las acusaciones particulares (los abogados del médico, del Sescam y del Colegio Oficial de Médicos de Toledo) piden 14 años de prisión por tentativa de asesinato en concurso ideal con uno de atentado a la autoridad.

La letrada del procesado, diagnosticado de trastorno límite de personalidad antes de la agresión al médico y por lo que tomaba medicación, pide también la exención de responsabilidad criminal y el internamiento en un centro cerrado aunque no fijó ningún periodo. «Los forenses han sido contundentes tanto por todo lo que había consumido (cocaína, cannabis y alcohol) como por la medicación (psiquiátrica) que le habían pautado. No dirigía el ataque contra nadie en concreto. Agredió también a su padre en el ojo e intentó matar a la madre con un cuchillo», aseveró Biezma.

«Todos los técnicos de soporte vital mantenían que estaba totalmente fuera de sí, que en sus años de trabajo no habían visto nada similar. Que tenía mucha fuerza física», explicó la abogada sobre el desarrollo de la segunda sesión del juicio.

sin elementos probatorios. Por su parte, el abogado del médico agredido, Antonio Esteban, indicó que las tres acusaciones particulares han impugnado el informe de los médicos forenses sobre la inimputabilidad porque fue presentado meses después de los hechos, concretamente el 9 de enero de 2019, con la base de una exploración fechada en agosto de 2018 sobre el estado «de agitación» del acusado durante el ataque y los medicamentos utilizados para su correción. «Han llegado a la conclusión de que tenía las facultades volitivas alteradas. Y han llegado a decir que no era totalmente», aseveró el letrado.

Así, el abogado adujo que faltan elementos probatorios objetivos y manifestó que los forenses parten del supuesto consumo de alcohol y cocaína como desencadenantes del ataque.

«Somos conscientes de que es muy difícil», reconoció sobre la petición de impugnación del informe forense, que considera inimputable al acusado en el momento de los hechos.