Consuegra prepara un nuevo pozo para casos de emergencia

Redacción
-

Se trata de un pozo que fue habilitado y preparado en 2018. Estos días están aforando agua y en cuanto salga limpia iniciarán las obras de canalización hasta el depósito de agua potable.

Consuegra prepara un nuevo pozo para casos de emergencia

redacción / toledo
«Cuando pase esta pesadilla del coronavirus, no queremos que se abra el grifo y no haya agua». Así de tajante se mostraba el alcalde de Consuegra, José Manuel Quijorna, para explicar la actuación que están llevando a cabo estos días en el paraje conocido como La Lobera.
Se trata de una medida, de momento, preventiva, pero conscientes de que «estamos en un periodo de sequía  extrema», expone Quijorna. «El nivel dinámico de los pozo de los que nos suministramos en Consuegra está bajando muchísimo y ante este riesgo hay que ser precavidos y fortalecer con este nuevo pozo el abastecimiento de agua potable para que no nos  falte este verano», detalla el primer edil consaburense.
 «El abastecimiento de agua de calidad y en cantidad suficiente es una prioridad para el equipo de gobierno y llevamos mucho tiempo trabajando para contar con pozos que permitan autoabastecer de agua a la localidad en casos de averías, roturas o emergencias», comenta el alcalde de Consuegra.
Y es que la actividad municipal en Consuegra «no se puede detener» pese al coronavirus «que parece que lo tapa todo». De hecho, ayer celebraban una histórica Junta de Gobierno Local puesto que fue la primera vez en la historia de este Ayuntamiento que se celebraba por medios telemáticos.  Unos medios que, certifica Quijorna, se seguirán utilizando durante el estado de alarma para los plenos y comisiones informativas.
En cuanto al nuevo pozo, se trata del resultado de un sondeo que el Ayuntamiento realizó en 2018, también como consecuencia de la sequía y como medida de emergencia. En aquel momento, y después de los informes geológicos pertinentes, se estableció que el paraje de La Lobera contaba con unas características especiales y que podía proveer de agua de calidad.
 De este modo, se localizó el punto desde el que ahora se extraerá el agua, al final del camino de Santa María, y se conducirá hasta el depósito de agua potable. Para ello, se invirtieron 50.000 euros en una obra «bien hecha», porque se preveía para consumo humano y se realizó una obra con todas las garantías en ese sentido, tanto de diámetro como de filtros...
«En estos días estamos preparándolo y montándolo para conectarlo a la red de abastecimiento de agua potable por si acaso tenemos algún problema», explica Quijorna. Así, esta semana atrás se están llevando a cabo labores de aforado y decantado del agua con la previsión de que en el próximo mes se pueda realizar la conducción a través de una tubería que se extenderá por un trayecto de 8 kilómetros hasta su enganche a la red general de abastecimiento.
Y es que, señala el alcalde, este año, ante la previsión de que pudiera escasear el agua, «hemos decidido ponerlo en marcha  y cuando el agua pierda la turbidez propia de un pozo nuevo» van a contratar las obras por las que se soterrarán las tuberías y telemandos de control de esta instalación por el camino de Santa María hasta el depósito de agua municipal.
«Vamos a acometer una inversión muy importante, de más de 300.000 euros», especifica el alcalde, pero argumenta que si «queremos agua hay que hacer estos esfuerzos».
Y hablando de esfuerzos subraya el alcalde de Consuegra su agradecimiento a Gestagua por realizar este  trabajo «en tiempos difíciles». «Ellos  no dejan de trabajar y de demostrar su profesionalidad, porque para que nosotros, que tenemos que quedarnos en casa, abramos el grifo y tengamos agua, mucha gente sigue trabajando detrás como los empleados de Gestagua que en plena cuarentena están allí dándolo todo».
 Respecto a la depuración de este agua, indica Quijorna que en la actualidad siguen depurando el agua a través de la antigua depuradora mientras se siguen, «a buen ritmo», con las obras de la nueva instalación que esperan poder tener en marcha a finales de año.

campaña de uso responsable. Pero no solo piensan en el Ayuntamiento en garantizar tomas de agua a sus vecinos, sino en asegurar que el suministro de agua llegue a todos.  Por eso, desde el Consistorio están diseñando una campaña con la que harán un llamamiento al uso responsable de este vital elemento.  Porque, subraya Quijorna, «con esos pequeños detalles que tienen que ver con el uso diario del agua se puede lograr reducir mucho el consumo» y garantizar el abastecimiento. Cerrar el grifo al lavarse los dientes, meter una botellita de agua en la cisterna,  poner las lavadoras llenas,... gestos de «sentido común» que van a recordar y aconsejar en esta campaña.  
Y es que, «después del coronavirus hay vida» alienta Quijorna, «habrá que beber agua y vendrá el verano, momento en el que bajan mucho los niveles freáticos»
«Si todos queremos disfrutar de un bien tan escaso como el agua hay que ser responsable y   antes de llegar a medidas extremas uno en su casa puede hacer pequeñas cosas se convierten en una gran medida», insiste el alcalde.