scorecardresearch

Las fiestas de Nochevieja se celebrarán si no hay sorpresas

Jaime Galán
-

El sector del ocio nocturno estará pendiente hasta el último momento de posibles restricciones que les obliguen a echar el cierre en una fiesta de fin de año que prevén con poco público

Puerta de la discoteca 'Café del Trópico'. - Foto: Javier Pozo

De los creadores de «¿se celebrarán las migas de Nochebuena?» llega a la mente de los toledanos «¿habrá cotillones de Nochevieja?». Entre las consecuencias directas de la pandemia del coronavirus, como ya habrán podido comprobar, están las tradiciones. Una de las más antiguas del mundo, no solo en Toledo, es la de celebrar la entrada del año nuevo. Ya con la verbena de la plaza de Zocodover suspendida, los consumidores del ocio nocturno se preguntan ahora si las fiestas de Nochevieja corren o no peligro. Aunque hay disparidad de opiniones en el sector del ocio nocturno, la mayoría de los responsables informaron de que «si no hay novedades de última hora en forma de nuevas restricciones, abriremos con normalidad». Esa es la premisa de locales como 'Café del Trópico' o el 'Cigarral de Caravantes'. Otros en cambio, a menos de tres días del fin de año no han sacado la venta de entradas para decidirlo «el mismo día 30 de diciembre, si vemos que la situación es la adecuada». Estas última posición la comentaba Víctor Carrillo, vocal del ocio nocturno en la ciudad, después de pactarlo con otros representantes del sector.

En el caso de celebrarse, todos son conscientes de que deberán mantenerse las correspondientes medidas de seguridad, aunque creen que el miedo instaurado en la sociedad, junto con el aumento de los positivos hará que sea un fin de año con muy poco público. Borja García, responsable de 'Café del Trópico', revela que la venta de entradas no es comparable a la de otros años: «estamos tratando de convencer al cliente pero sabemos el miedo que hay, incluso hemos dicho que si se cancelase devolveríamos el dinero a nuestros clientes». Y es que el encargado de este establecimiento ya ha tenido que realizar devoluciones del pago de la entrada a personas que han dado positivo en Covid o han sido contacto estrecho de un paciente, por lo que el único condicionante que pone para devolver el pago en estos casos es «que traigan un justificante médico».

Sobre la poca afluencia de público que esperan también se pronunció  Víctor Carrillo. Este lo vinculó a la asistencia que ya recibieron el día 25 de diciembre. «Tratándose de un sábado fue un desastre, no vino nadie. Con el miedo que hay entre la gente no hace falta que cierren el ocio nocturno para ver los locales vacíos».

Otros establecimientos más pequeños como 'Mamapaca' decidieron cerrar el próximo año nuevo y alquilar el local para celebrar una fiesta privada con clientes de confianza. Su encargado, Álvaro, matizó que «acudirán 25 personas, nos aseguramos un mínimo de beneficios y evitaremos problemas con los camareros». Y es que según el encargado de este local, la decisión no viene solo por la situación sanitaria actual, sino como consecuencia de la suspensión de la verbena de Zocodover, debido a que «esto ya lo hemos vivido cuando otras fiestas de Nochevieja se puso a llover y se agolpaba la gente para entrar. Con la fiesta privada evitamos aglomeraciones y problemas».

La tónica general del sector no es muy optimista de cara a Nochevieja porque se juntan varios condicionantes para ello, la situación sanitaria actual, la incertidumbre de unas restricciones inminentes si empeora la incidencia acumulada y los precios más elevados en esta noche tan característica del año.

VENTA EN REDES. Mientras los establecimientos del ocio nocturno dudan de esta celebración, cada vez son más las publicaciones en redes sociales de jóvenes intentando vender entradas de los diferentes locales que organizan estas fiestas. Por contagio o por miedo a ello,  intentan recuperar la inversión o, al menos, una parte inferior a ella a cambio de quedarse en casa en Nochevieja.