Las casitas del Paseo de la Rosa se derribarán en octubre

M.G
-

El Ayuntamiento ya tiene firmado el acuerdo de expropiación con los propietarios por 125.000 euros. De momento, se explanará la zona y se dejará como un área de recreo y paseo, pero se consultará con los vecinos para definir su futuro

Las casitas del Paseo de la Rosa se derribarán en octubre - Foto: David Pérez

Las obras de remodelación y acondicionamiento del Paseo del Rosa avanzan a buen ritmo y se han encontrado con una nueva fecha en el calendario, ya que las seis casitas bajas situadas al principio de esta avenida, en el margen derecho de la calzada en dirección al Casco Histórico, se derribarán en octubre. La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha visitado la zona esta mañana y acaba de anunciar que el Ayuntamiento ha logrado expropiarlas por 125.000 euros, tras muchos años con esta intención, y comenzará a demolerlas el próximo mes porque ya se ha firmado el acuerdo con los propietarios y se ha puesto fin al problema que se encontró el Ayuntamiento al comprobar que estaba residiendo una persona en estas viviendas en precario y era necesario buscar una solución de realojo.
De momento, se explanará la zona y se estudiará cómo acondicionarla, pero el compromiso es llevarlo a cabo de la mano de los vecinos del barrio, así que el equipo de Gobierno está abierto a sugerencias. Aun así, Tolón alude a la posibilidad de que sea un espacio de recreo y de paseo d e unos 800 metros cuadrados incorporado al bulevar, aunque no se descarta cualquier otro proyecto siempre que encaje con la filosofía de la intervención. Lo que sí está claro es que esta entrada a Toledo lucirá un aspecto renovado prácticamente en su totalidad, ya que esas pequeñas construcciones abandonadas afeaban la entrada a Santa Bárbara.
el bulevar Respecto al proyecto en sí, Tolón resaltó la labor de ‘Entorno Obras y Servicios SL’ la empresa que lo ejecuta porque «no ha parado de trabajar» a pesar de la pandemia y subrayó que a pesar de que se trata de una intervención larga el tráfico no se ha visto afectado en esta vía con una alta densidad de vehículos a diario.
El proyecto, con un coste de 1,2 millones de euros, incluía la rehabilitación de más de 1,5 kilómetros del Paseo de la Rosa fruto «del compromiso» del equipo de Gobierno como parte de una importante iniciativa para «adecentar todas las entradas» a Toledo. Además, de la obra que se está ejecutando, el Ayuntamiento también actuará en el tramo de la otra zona del bulevar que presenta un deficiente estado de las losetas. También se aprovechará el próximo mes para la consolidación de los taludes situados en el margen derecho, una vez pasado el puente de Azarquiel.
Esta segunda fase del bulevar estará terminada a finales de diciembre según las previsiones que se manejan. Se trata de la segunda intervención de calado en esta avenida, que ya contó con una importante obra, la primera fase del bulevar, en el año 2006.
La segunda fase del bulevar cuenta con la renovación de la red de abastecimiento y saneamiento, la mejora del pavimento, y la reconfiguración de la avenida en sí para disponer de un ensanche suficiente para habilitar un bulevar central, con lo que se suprime la vía de servicio lateral a fin de desplazar los carriles en sentido Polígono..
Además, el proyecto también incluye una importante obra en el acerado, a fin de ganar anchura y continuidad peatonal en alguna zona, la renovación del alumbrado con luminarias led en consonancia estética con las ubicadas en el tramo anterior, la plantación de un centenar de árboles y de 2.225 arbustos.Tolón también resalta  la creación de cincuenta aparcamientos en espiga, la mejora de la zona infantil y la renovación del mobiliario urbano.