PP no entiende la "autocomplacencia" con listas de espera

S.L.H
-

Moreno Moya critica la inacción de la Junta para paliar un problema que cada mes va en aumento. «Se les debería caer la cara de vergüenza», asegura

Juan Antonio Moreno Moya, diputado regional del PP.

El Gobierno de Castilla-La Mancha cerró el mes de septiembre con 99.550 pacientes en lista de espera, que son 1.457 más que en agosto y 40.100 menos que en el mismo mes de hace cuatro años, según informó el propio gobierno en un comunicado.
Un incremento de las listas de espera sanitarias en los primeros cien días de gobierno de Emiliano García-Page que «deja mucho que desear», calificó en rueda de prensa el diputado regional del Partido Popular Juan Antonio Moreno Moya. Y todo ello aderezado, añadió, después de «configurar el mayor organigrama político de la historia de la Consejería de Sanidad». 
Tras detallar la situación«caótica» que atraviesan los hospitales públicos de Castilla-La Mancha en cuanto a tiempos máximos de espera y número de pacientes, Moreno Moya aseguró que su grupo no comprende la «autocomplacencia» con la que mensualmente comparece el Gobierno regional para hablar de las listas de espera. «No entendemos esa autocomplacencia cuando hablan de listas de espera, más vale que se les cayera la cara de vergüenza», añadió el parlamentario ‘popular’, que censuró que el consejero del ramo defendiera en Comisión lo bien que están gestionando este «problema» «El consejero dijo que no pensaban tomar medidas excepcionales porque lo estaban haciendo bien y, además, no creían en ningún plan específico para reducir las listas de espera como ha propuesto el Partido Popular», insistió.
pan duro a los médicos. A su juicio, la situación de las listas de espera es «caótica y no lo decimos en balde», manifestó el diputado regional del PP, que mostró unas imágenes del cáterin que se ofrece a los profesionales sanitarios del Hospital de Albacete. En ellas se ve como un médico golpea una pared con un trozo de pan que se ha quedado duro. «Éste es el trato que el presidente Page está dando a los profesionales sanitarios. Es maltrato», censuró.