Insisten en la desidia oficial: «Respetamos la Vega Baja»

A.D.M.
-

El concejal de Cultura sale al paso de la publicación de dos rotundos reportajes en el diario El País en los que se da cuenta de las amenazas urbanísticas del yacimiento

El futuro del yacimiento de la Vega Baja será uno de los temas más polémicos del nuevo curso. - Foto: David Pérez

El concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Toledo, Teo García -que fue titular de Urbanismo durante la anterior legislatura-, salió ayer al paso de las crecientes reivindicaciones que piden una solución a la falta de futuro para el yacimiento de la Vega Baja, entre ellas los reportajes ‘Cerco de cemento al Toledo visigodo’ y ‘Vega Baja de Toledo, un cruce de culturas en peligro’, publicados por Vicente G. Olaya en el diario El País. «Creo que la secuencia de este relato no es nueva ni ofrece ninguna novedad», manifestó el concejal.
«Nos ha acompañado a lo largo de los últimos once años», añadió (refiriéndose a los que se corresponden con las tres últimas legislaturas socialistas; no obstante, los problemas urbanísticos con el yacimiento visigodo se remontan a finales de la década de los noventa, en los tiempos como alcalde de José Manuel Molina, del Partido Popular).
Según García, pese a que la reivindicación de un futuro para la Vega Baja -que durante los últimos años han reclamado instituciones como la Real Fundación y la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, así como la recién creada plataforma Toledo. Sociedad, Patrimonio y Cultura, conscientes de la desidia que desde hace más de una década impera en el valioso yacimiento- no es «un tema nuevo ni novedoso», en el Ayuntamiento «nos preocupa y nos ocupa». Es por ese motivo, continuó, por lo que el equipo regido por Milagros Tolón plantea «no solo un plan director que vincule las decisiones del futuro, sino un plan especial sobre Vega Baja, por la importancia que tiene en nuestra ciudad».
El responsable de Cultura añadió que «todas las decisiones que hasta aquí se han tomado, especialmente en la última legislatura de Page [cuando se autorizó la construcción de dos bloques de viviendas junto a los restos del Circo romano, uno de los más importantes de la Península Ibérica], fueron con el máximo nivel de consenso, en el marco de la legalidad, para buscar los mejores acuerdos, la mayor sostenibilidad económica y la mayor garantía de prestación de servicios en la ciudad».
A todo ello, Teo García sumó, manifestando que «es patente», «nuestra implicación y compromiso diario en la preservación del patrimonio histórico», garantizando que «en lo que depende de la Administración, el yacimiento tendrá todos los niveles de protección precisos».
Cuestionado sobre si el Ayuntamiento ha sido requerido por el Ministerio de Cultura, como indica la información de El País, García señaló que «hay una serie de procedimientos a lo largo del proceso» y que «ahora se está en fase de informe».