scorecardresearch

El desfile de carnaval tendrá este sábado veinte comparsas

J. Monroy
-

No habrá verbenas en los barrios, por seguridad, pero sí fiestas en algunos y un espectáculo infantil el domingo. Lo que también regresa es el entierro de la sardina

El desfile de carnaval tendrá este sábado veinte comparsas - Foto: Yolanda Redondo

Será un carnaval distinto, todavía sin verbenas en los barrios. Pero Toledo tendrá carnavales por sus calles. Este fin de semana volverán, dos años después, el tradicional desfile, que va a contar con veinte comparsas, y el entierro de la sardina. También habrá pólvora final junto al río. Así lo ha confirmado este lunes la concejal de Festejos, Maite Puig, quien valoró que dos años después, Toledo «va a poder vivir fiesta de carnaval normalizada. Serán unos carnavales ilusionantes, donde los ciudadanos van a poder disfrutar de estas fiesta que hemos preparado con toda la ilusión», y pidió la colaboración ciudadana «para disfrutar de nuevo».

Su propuesta apuesta por la seguridad y la diversión. Los carnavales 2022 comenzarán este viernes, con las actividades que han organizado los barrios de Azucaica, La Cornisa, San Antón y Santa Bárbara. Coincidirán actividades y espectáculos infantiles y familiares, con concursos de disfraces y pasacalles anunciando la llegada de las fiestas.

Será ya el sábado, día 26, cuando se desarrollará el tradicional desfile desde las 5 de la tarde. Como hace dos años, recorrerá Barber, Reconquista y Carlos III, para que la entrega premios a las mejores comparsas sea en la esquina de calle Nicaragua con avenida de América. Serán, apuntó Puig, dos kilómetros para las veinte comparsas que se han inscrito en el desfile. La concejal mostró su satisfacción por el número, dada la premura en la convocatoria y la incertidumbre sobre la celebración, «pero vamos a hacer un desfile vistoso».

Abrirá el desfile la batucada Kekunka. En esta ocasión, la avenida de la Reconquista contará con 2.500 sillas, el doble que hace dos años entre rotonda de Colón y frente a la Hacienda del Cardenal. Se colocarán apuntó Puig, pensando en los vecinos en general, pero sobre todo en las personas mayores, para que puedan seguir el desfile con tranquilidad y seguridad. También habrá dos zonas acotadas para personas con discapacidad, frente al Virgen de la Salud y en la esquina de avenida de América con la Reconquista. Mientras el jurado se reúne para dirimir el premio, los asistentes al desfile podrán disfrutar de la chirigota murciana de Beniaján.

Como ya adelantó La Tribuna, este año habrá 30.000 euros en premios. Habrá cuatro premios para grupos de más de 30 personas (3.000, 2.500, 1.500 y 1.000 euros); y otros cuatro para charangas entre 15 y 30 personas (1.500, 1.100, 700 y 500). Como menciones especiales, hay 500 euros para los centros educativos de Toledo, 800 para el mejor grupo local de más de 30 personas y 400 para los de menos, además del premio a la comparsa temática relacionada con Alfonso X.

Entierro. Vuelve también el entierro de la sardina. Pero antes, el domingo tendrá actividades infantiles en la plaza del Ayuntamiento. Desde mediodía, momento para Generación Sésamo, con Espinete, para un público más familiar y la intención de «fomentar el carnaval entre los niños».

A partir de las 6, en la misma plaza del Ayuntamiento, se desarrollará el velatorio de la sardina, previo al desfile, que comenzará media hora después. Seguirá su tradicional recorrido por Comercio, Zocodover, Carlos V, Horno de lo Bizcochos, Magdalena, plaza Mayor, hacia bajada del Barco hasta finalizar en el embarcadero de Barco Pasaje.

El espectáculo del desfile correrá a cargo compañía toledana ETR. Junto a ella, estarán presentes la batucada Kekunka y la charanga de animación Asamblea de Majaras. A partir de ahí, apuntó Puig, los carnavales concluirán con un espectáculo pirotécnico «de primer nivel, aprovechando este escenario único». En la orilla de en frente, se quemarán 85 kilos de pólvora.

Puig recomendó el uso de mascarillas durante la fiesta, aunque sea al aire libre, porque puede haber mucho público y que no haya suficiente espacio de seguridad. Aquí la edil reiteró la importancia de la colaboración ciudadana.

De momento no hay verbenas en los barrios. El equipo de Gobierno quiere ser cauto y prudente. Espera que el año que viene se puedan recuperar estas verbenas, que incluso se podrían recuperar en cualquier otro momento del año, , lo importante es poder celebrar el desfile, y también habrá programación infantil.

La concejal también confía en los cuerpos y fuerzas de seguridad de cara a estas fiestas. Tras lo ocurrido en Halloween, entiende que Toledo es una ciudad segura, al igual que todos sus barrios. Aquello «fue un hecho puntual, que lamentamos profundamente, pero no tiene que pasar de nuevo».