El alcalde de Villafranca reclama un trasvase en las lagunas

LT
-

Julián Bolaños reconoce que el paraje manchego se encuentra en la peor situación desde 1995 y pide el amparo de la Junta para reparar la sequía

El alcalde de Villafranca reclama un trasvase en las lagunas

El alcalde de Villafranca de los Caballeros, el socialista Julián Bolaños y el equipo de Gobierno, llegarán «hasta donde haga falta» para reclamar mayor caudal para el complejo lagunar ante la lamentable situación, más concretamente la Laguna Grande, que se puede cruzar a pie. Así lo asegura saliendo al paso tanto de las críticas ciudadanas, como de las que otras formaciones políticas vienen realizando en estos últimos días. Declaraciones que considera «demagógicas» y que se están utilizando como «arma arrojadiza».
Al respecto, Bolaños asegura que «tendrán interés en que la Laguna se llene, pero así lo queremos todos; sin embargo, algunas de estas personas que salen ahora en la fotografía han tenido responsabilidades de Gobierno, y no como un concejal de pueblo, y nunca han hecho nada, por eso ahora me parece demagógico ponerse detrás de una pancarta».
Además, considera que se trata de una posición «algo inconsciente, porque ellos pueden gobernar en unos años y  la gente al final pide explicaciones, si se prometen cosas que no están a su alcance al final les pueden castigar».
En opinión del alcalde, «las Lagunas hay que reivindicarlas siempre, sobre todo cuando están en el peor momento y ahora es en la situación en la que se encuentran, el peor momento que se recuerda desde 1995».
De hecho, ha solicitado una reunión con el consejero de Medio Ambiente y con el director general del Agua para buscar soluciones consensuadas con todo el pueblo.
Entre las soluciones, apunta Bolaños, «no se me ocurre otra que reclamar un trasvase». Y en este sentido, puntualiza algunos argumentos como los que se refieren a la ‘siega del carrizo’ que crece en el cauce del río Gigüela que alimenta el complejo lagunar. A  juicio del alcalde, «el carrizo sirve de filtro verde para que el agua que entre a la laguna quede libre de impurezas». Es más, apunta, «el año pasado se secó el carrizo, algunos lo saben y lo omiten, y a los diez días de estar entrando agua, el carrizo estaba más alto que el agua».
En cuanto a la reunión con Medio Ambiente, Bolaños cree que «nos remitirá a la Confederación Hidrográfica del Guadiana, que es la que más tiene que decir, porque entiendo que es una competencia que se le escapa a la Junta.
«No creo que haya nadie en este pueblo que quiera que esté la Laguna en su plenitud más que yo, igual sí los habrá pero más no, pero parece ser que yo soy el que se está guardando el agua o que tengo el don de que llueva y ese solo lo tiene el Santo Cristo», dijo.
Así, pedirá el amparo de la Junta para que actúe como mediador en esta nueva lucha por el agua. «La falta de agua no es un problema exclusivo de Villafranca», aseveró.