Quintanar limpia el arroyo para evitar inundaciones y atasco

La tribuna
-

El alcalde señala que se trata de una zona en la que no se actuaba hace años y que su falta limpieza podía perjudicar a los vecinos.

Quintanar limpia el arroyo para evitar inundaciones y atasco

redacción / toledo
El Ayuntamiento de Quintanar de la Orden está llevando a cabo medidas preventivas ante las posibles lluvias que se puedan producir en las próximas semanas y meses en relación a su arroyo. De este modo, y durante la semana pasada, una empresa externa, contratada por el Ayuntamiento quintanareño ha estado realizando las tareas de limpieza y desbrozado del arroyo que discurre por término municipal y que se encontraba en unas malas condiciones lleno de lodo, ramas, cañas, al ser éste, el lugar por el que discurren las aguas residuales de la localidad. 
Señala el alcalde, Juan Carlos Navalón, que ya fue víctima de los efectos de un desbordamiento de este arroyo hace unos años, que este era «un asunto que nos preocupaba mucho y personalmente a mí» en el que han intervenido de la forma más diligente dado que se trata de un problema que se acumula desde «hace años» y en el que  Confederación no ha intervenido.
«Dado el estado en que se encontraba hay riesgos de que afecte a los vecinos y hemos de prevenir estas circunstancias», señala Navalón que explica que el arroyo está canalizado pero que si se satura el agua retrocede hasta llegar a viviendas o si se producen fuertes tormentas tiene aliviaderos para que el agua discurra por el cauce natural del arroyo que si se encuentra en mal estado de conservación también puede provocar desbordamientos.
Así pues, la Concejalía de Medio Ambiente que dirige José María Viller, ha sido la encargada de ordenar esta limpieza que va desde la parte norte y hasta la parte noroeste y que ha permitido limpiar el cauce hasta la misma depuradora. Se ha trabajado, informan desde el Consistorio, a lo largo de unos 6 kilómetros que se encontraban totalmente abandonados. 
La empresa que ha realizado la limpieza se ha encargado de retirar elementos arrastrados por la corriente y que estaban obstruyendo el cauce tales como sedimentos y vegetación, residuos sólidos urbanos y otros materiales. En este sentido, el alcalde lamenta la falta de civismo de muchas personas que «no se dan cuenta del daño que pueden causar».
El principal objetivo de la actuación es evitar que en el caso de lluvias el próximo otoño, se produzcan atascos e inundaciones en los puntos más bajos de la población, ya que, sin un arroyo limpio, el agua no puede discurrir con la misma fluidez. 
El concejal de Medio Ambiente, José María Viller, explicaba que toda la suciedad que se ha retirado del arroyo se ha llevado a una parcela del Consistorio y que, posteriormente, se procederá a su reciclaje.