scorecardresearch

El Pleno aprueba solucionar los malos olores de Las Parras

Leticia G. Colao
-

La moción de Vox salió por mayoría a pesar de la abstención del grupo proponente, que no aceptó una enmienda del PSOE para la finalización de las obras de bombeo de elevación del arroyo.

El Pleno aprueba solucionar los malos olores de Las Parras - Foto: L.T.

Con 20 votos a favor y tres abstenciones ha salido adelante la moción presentada por Vox para que el Ayuntamiento analice y busque soluciones a los malos olores procedentes del arroyo de Las Parras, en la entrada a la ciudad por la carretera de Madrid. Sin embargo, pese a ser el grupo proponente, Vox se abstuvo después de aprobarse también por mayoría, la de las filas socialistas, una enmienda de adición del PSOE que pedía a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) la finalización de las obras de elevación del agua del arroyo de Las Parras.

No le gustó al portavoz del Grupo Vox, David Moreno, que el PSOE introdujera este punto con una enmienda «que nada tenía que ver con los vertidos y los malos olores» del arroyo, por lo que pidió insistentemente su retirada, que no consiguió.

El concejal de Política Medioambiental Sostenible, Sergio de la Llave, explicó que la intención de su grupo no era «desvirtualizar» la moción sino, «aprovechando una buena oportunidad», reclamar al organismo de aguas terminar unas obras que «en casos de extrema urgencia» puedan garantizar el regadío.

Moreno explicó el motivo de su contrariedad. «Nosotros queremos solucionar la contaminación de vertidos, y usted -a la alcaldesa-, pretende bombear un agua de mala calidad, la del Tajo, para los regantes, perjudicando con ello la producción de cultivos y pudiendo llegar a generar riesgos en la salud», dijo. Cabe destacar que esta obra ha sido aprobada por la Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Alberche que la consideran necesaria para momentos de extrema sequía.

Del mismo modo, desde Vox consideran que el bombeo de agua del Tajo para regar, supondrá trasvasar siete metros cúbicos por segundo al Canal, agua del río que se quitaría a la ciudad, lamentó.

En este sentido, el concejal De la Llave le recordó a la formación de Abascal su «doble vara de medir» para con los trasvases, a favor del que se lleva el agua del Tajo al Levante, pero no del que ayuda a los regantes «en una cuestión de extrema necesidad».

Después de la polémica, Moreno defendió el fondo de la moción, el trabajo del Ayuntamiento y la colaboración entre instituciones y colectivos para conocer el por qué de esos olores y acabar con ellos. Asegura que muchas urbanizaciones de Pepino vierten a Las Parras, por lo que pide a este Consistorio que certifique si se están evacuando vertidos de dichas urbanizaciones, si es así de qué características, si previamente han pasado por depuración y qué análisis dan el resultado de esos posibles vertidos.

Del mismo modo, solicita que se realice un informe de los técnicos municipales y otro a la Confederación Hidrográfica del Tajo que analice las causas de los malos olores que se concentran en el tramo del arroyo que discurre por esta zona.

Tomando el guante, el concejal del área indicó que hay que determinar si se trata de vertidos, de un problema de dinámica fluvial o problemas del  propio cauce, o incluso de las tres cuestiones a la vez.

 Anteriormente, añadió, ya se han trasladado estas incidencias a la Comisaría de Aguas y a los agentes medioambientales; a la vez que se trabaja junto con el servicio de Medio Ambiente de la Policía Local para ver qué está sucediendo y adoptar las medidas necesarias para solucionarlo. También se va a analizar en qué estado está la depuración en la Urbanización Los Manzanos.