scorecardresearch

El Europeo más deseado

J. M. Loeches
-

Alejandra Frías y Rodrigo Hernández, del CD Kidokan, debutarán el próximo fin de semana en una cita continental Cadete, Júnior y Sub 21 tras varios años detrás de este objetivo

El Europeo más deseado

No es la primera vez que el CD Kidokan va a tener representantes en una cita internacional. Pero sí será el debut de Alejandra Frías y RodrigoHernández. El próximo fin de semana van a participar con la selección española en el Campeonato de Europa Cadete, Júnior y Sub 21, que se celebra en Praga (República Checa), y las miras están puestas en lo alto. Aunque lo más importante es acumular experiencia de cara al futuro y seguir construyendo una trayectoria relevante en su deporte, el kárate.

Alejandra empezó con 4 años a practicarlo, dentro de una actividad organizada por un AMPA de su localidad, Santa Olalla. En 2016 recibió la llamada del director del Kidokan, Álvaro Jiménez, para unos entrenamientos que le sirviesen de preparación para el Campeonato de España. La toledana se colgó el oro y desde entonces no ha soltado a la que considera su segunda familia, su club.

Su participación en Praga será la tercera cita internacional, tras dos participaciones en la Youth League, pero la santolallera confiesa que estaba esperando esta llamada. «Era uno de mis grandes objetivos y llevaba detrás muchos años, pero al final lo he conseguido», reconoce la karateca, que se expresa muy contenta.

El Europeo más deseadoEl Europeo más deseadoAlejandra Frías va a participar en la modalidad de Kumite Júnior -53 kilos, pero no ha querido ni mirar las rivales. «Voy a lo que me encuentre y a tirar para adelante», añade. Desde su punto de vista, viajará a tierras checas «a aprender» porque «te enfrentas a contrincantes diferentes de las españolas».

Eso no quita para que sus ambiciones sean máximas. «Me parece que es posible conseguir una medalla; es difícil, aunque si me pongo las pilas creo que podría llegar a conseguirlo, ese es mi sueño», sigue diciendo. Se tienen que dar unas condiciones idóneas, pero sobre todo «tener la cabeza centrada y confiar en mí misma».

La karateca acudirá junto al resto de la selección española y con su compañero. Sin duda, «un alivio», como reconoce, «porque siempre es positivo acudir en equipo». Rodrigo Hernández participará en Kumite Sub 21 +84 kilos, donde espera «mucho nivel». Sin embargo, confía bastante en sus posibilidades y apuesta porque se desenvolverá sin problemas. Tampoco ha querido mirar la lista de inscritos porque prefiere centrarse en sus cualidades y «en todo el trabajo realizado hasta el momento».

Y es que, el toledano del barrio de Santa Bárbara también venía persiguiendo este objetivo durante varios años. De hecho, ya fue seleccionado en 2021, pero se contagió de COVID y no pudo acudir finalmente. «Siempre he trabajado para estar en un europeo y estaba deseando que volvieran a llamarme», asegura. Era algo factible después de participar en varias concentraciones con la selección y por haber formado parte del Proyecto Mundial.

Rodrigo no se esconde y quiere una medalla. «Es algo a lo que no tiene acceso todo el mundo, pero lo voy a pelear desde el primer momento porque me he preparado tanto física como mentalmente para ello», agrega.

El integrante del Kidokan empezó en este deporte en una escuela de su barrio. «La gente se metía conmigo por mi condición física y creía que saber defenderme era positivo en esas situaciones», cuenta emocionado. Lo cierto es que no era «muy agradable para un chico que siempre estaba sonriendo llegar a ccasa y desmoronarse.

El caso es que el kárate le sacó del atolladero y se considera una persona nueva: «Me ha ayudado a ganarme el respeto de la gente y a madurar mentalmente; fue muy duro darme cuenta, con 7 años, que la vida no es un cuento de hadas.