La Vuelta Ciclista interrumpirá los autobuses hora y media

M.G
-

El dispositivo se activará el viernes a las 7 horas. Se calcula que la Vuelta llegará a las 17 horas, así que las máximas restricciones de tráfico en la ciudad se realizarán entre las 16.30 y las 18 horas

La Vuelta Ciclista acabará en el Corralillo de San Miguel. - Foto: Yolanda Lancha

Todo a punto para que Toledo vaya sobre ruedas pasado mañana. La Vuelta Ciclista a España llegará y terminará en la ciudad en su 19ª etapa, un evento deportivo de tal magnitud que ha obligado a diseñar un dispositivo especial de tráfico y seguridad para este viernes para que esos doce kilómetros de recorrido queden libres de tráfico y el evento se desarrolle con normalidad.
Los ciclistas llegarán a Toledo sobre las cinco de la tarde. Sin embargo, el dispositivo se activará a primera hora de la mañana, a las 7 horas, y se alargará hasta las 20 horas, sobre todo, en determinadas zonas del Casco Histórico, pero las máximas restricciones se aplicarán entre las 16.30 y las 18 horas. El concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, calcula que el tiempo de paso no superará  los veinte minutos, pero el recorrido urbano exige tomar distintas medidas para velar por el tráfico, la seguridad y el movimiento de los residentes y de los toledanos en general durante esa tarde.
Al margen de un dispositivo general, la Concejalía y la Policía Local han diseñado uno específico por barrios para ajustarse a las necesidades   en función del paso de los ciclistas por las calles y zonas afectadas por el circuito. Más de veinte de ellas cobran protagonismo en este evento deportivo que se celebra una vez más en Toledo en los últimos años. Está previsto el cierre total del tráfico rodado en el itinerario de esos 12 kilómetros urbanos entre las 17 y las 18 horas.
El pelotón ciclista entrará por la carretera de La Puebla de Montalbán y se dirigirá a La Peraleda para encaminarse a la Avenida de Barber. El itinerario también comprenderá la calle de Alfonso VI, la avenida y Puente de la Cava, la carretera del Valle, el Paseo de la Rosa, hasta la glorieta del Hortelano,  la Avenida de Castilla-La Mancha, entre otras, el acceso por Doce Cantos, Cervantes y la calle Unión para finalizar en el Corralillo de San Miguel, donde se instalará la meta. La decisión de que la meta acabe en cuesta y en el Casco la tomó la organización deportiva que, en principio, optó por Zocodover, pero resultaba más complejo, según dio a entender Pérez del Pino.
El transporte público también se verá afectado. Los autobuses dejarán de circular durante hora y media por motivos de seguridad, con lo que el servicio se interrumpirá entre las 16.30 y las 18 horas.
Un evento deportivo de esta naturaleza obliga también a poner en marcha otras medidas para garantizar los dispositivos de emergencia. Por tanto, el inspector jefe de la Policía Local, Antonio Sánchez Palencia, explicó que las ambulancias permanecerán estacionadas en distintos puntos del Casco y del barrio de Santa Teresa y los servicios de emergencia contarán con motoristas que pueden desplazarse con rapidez si es necesario.
público. El aparcamiento de Azarquiel también dejará de prestar su servicio habitual desde el jueves por la tarde porque allí está previsto ubicar ‘el parking de la Vuelta’ y no estará permitido el acceso.
Perez del Pino recomienda a los ciudadanos que no intenten acceder con el vehículo a las áreas cercanas al itinerario de la Vuelta y considera que La Peraleda, con 2.000 aparcamientos, es una buena  localización para disfrutar de esta competición deportiva. También realiza un llamamiento para que los residentes en el Casco intenten no mover los vehículos esa tarde salvo en casos de necesidad a pesar de que se hayan previsto alternativas para el acceso y salida en la zona afectada por la meta.