El campo toledano, pendiente de ayudas de 2016

Redacción
-

Responsables de Asaja-Toledo junto a una representación de afectados se han reunido con el director provincial de Agricultura para exponer la delicada situación económica que están viviendo

El campo toledano, pendiente de ayudas de 2016 - Foto: Victor Ballesteros

Concurrieron en 2016 a la línea de ayudas para incorporación de jóvenes al campo y la mejora y modernización de explotaciones que lanzaba la Junta de Comunidades en el marco del Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014/2020. Sus proyectos inversores fueron aprobados por parte del departamento de Agricultura pero cuatro años después siguen esperando el abono de las ayudas que les fueron otorgadas en virtud de aquella convocatoria.
Cientos de agricultores y ganaderos toledanos, muchos de ellos jóvenes, llevaron a cabo fuertes inversiones que les obligaron a solicitar créditos o ayudas a familiares  con la confianza de recibir en plazo el abono de las subvenciones que costearían parte de estas inversiones. Sin embargo, la realidad no ha sido así y muchos de ellos están padeciendo una delicada situación económica.
Mientras los jóvenes que se han incorporado al campo esperan al segundo plazo de sus ayudas (el 40%, unos 11.000 euros como mínimo) los que  concurrieron en la línea de modernización están pendientes del 100% de estas subvenciones. Pero es más, la mayoría de estas inversiones están sin certificar por lo que el retraso en el cobro de las mismas se va a dilatar aún más.
Por ello, la responsable de Asaja-Toledo, Blanca Corroto, y un grupo de afectados por esta situación se reunían esta semana con el delegado provincial de Agricultura, Jesús Fernández Clemente, al que hicieron llegar de viva voz su preocupante situación instando a la administración a acelerar el proceso de certificación de las inversiones realizadas. 
Porque, en realidad, lo que está dilatando el pago de las ayudas no es que sean acreedores de las mismas, que lo son, sino los trámites burocráticos. Yes que, para que se proceda al pago de estas subvenciones es necesario que un técnico de la OCA(Oficina Comarcal de Agricultura) a la que pertenezca la explotación confirme in situ que se ha ejecutado el proyecto inversor por el que fue seleccionado como beneficiario de las ayudas, traslade su informe certificando tal situación a la Consejería para que esta grave en sus ficheros dicha operación y se proceda a continuación a la operación de librar el pago.
La falta de personal es la razón esgrimida por parte de la Consejería para justificar este retraso, una falta de personal que viene siendo una constante en los últimos años.
En la región son alrededor de un millar (unos 200 sí han recibido el segundo pago) los jóvenes que están pendientes del segundo pago de su incorporación mientras que en el caso de los planes de mejora son alrededor de 700 los expedientes pendientes del cobro, con el agravante de que en ambos casos en su mayor parte están sin certificar.

 

Asaja lamenta que la Junta «genere falsas expectativas» sobre las ayudas

 Miles de agricultores y ganaderos de la región, entre ellos un gran número de la provincia de Toledo, se van a quedar fuera de la convocatoria de ayudas a las inversiones en explotaciones agrícolas y ganaderas y la incorporación de jóvenes a la actividad agraria de 2018. La razón: se ha consumido el presupuesto muy por encima de las estimaciones iniciales y el crédito no alcanza a ninguna de las solicitudes de los expedientes de inversiones a las explotaciones que no estén ligadas a la incorporación. 
Así se lo comunicaban la pasada semana a Asaja desde la propia Consejería de Agricultura a la que la organización agraria recrimina  las «falsas expectativas» que se generan en este sector inmerso en un proceso de movilizaciones por la falta rentabilidad en sus explotaciones.
Asaja pide a la Consejería de Agricultura que «evite incrementar el malestar de los agricultores y ganaderos utilizando las ayudas europeas en el discurso político, y recuerda que el campo está en pie de guerra por la falta de compromiso real de todas y cada una de las administraciones públicas». 
Al respecto la responsable de Asaja Toledo, Blanca Corroto, lamenta la falta de previsión de la Junta que no advirtió al convocar las ayudas que el crédito del que disponían no alcanzaría más allá de las incorporaciones de jóvenes. «Si cuando la sacan advierten que solo se puede pagar a los jóvenes con plan de mejora, pues el resto hace o no la inversión, pero te atienes a ello», indica Corroto.