scorecardresearch

Vivienda, una inversión refugio

SPC-Agencias
-

El precio de los pisos nuevos y usados se incrementa un 4,3% en 2021, hasta los 1.471 euros el metro de media, lo que coloca a estos bienes inmuebles entre los preferidos de los ahorradores

Vivienda, una inversión refugio - Foto: Arturo Pérez

¡La rentabilidad del Ibex volvió a ser de las peores en 2021. La foto fija de este año para la Bolsa española la sitúa en el último puesto respecto a los mercados de su entorno con una ganancia del 7,4%, frente al 20,8% del índice Euro Stoxx50 o el 22,9% que subió Italia, el 27% de París o el 27,6% del S&P 500 de EEUU, entre otros. Un hecho similar a la gran mayoría de los fondos y productos financieros.

En este contexto, el mercado de la vivienda nueva y usada en España vuelve a reafirmarse un año más como uno de los valores de inversión más seguros, aunque conviene señalar que existen grandes diferencias entre autonomías. No obstante, en el conjunto nacional ha cerrado 2021 con un 4,3% de revalorización,hasta los 1.471 euros de media el metro, según Tinsa.

Se trata de un importante repunte que muestra la recuperación del mercado tras la pandemia y, también, una fuerte mejora, del 22,9%, desde los mínimos de 2015. No obstante, los valores siguen un 28,2% por debajo de los máximos de 2007.

El País Vasco ha liderado el encarecimiento de la vivienda, con precios un 9,4% más altos que hace un año y Galicia se sitúa como la segunda comunidad con mayor variación media en el año, un 6,8%. Otras han mostrado una tendencia de estabilización, como Aragón, donde los precios han logrado un 0,9% más, Castilla y León, un 0,1%, o Navarra y La Rioja aunque, en esos casos, con caídas del 1,9% y del 1,1%, respectivamente.

El panel de Tinsa confirma «variaciones positivas respecto al momento valle de 2020», durante la pandemia. El mercado se ha recuperado con fuerza en Galicia, Andalucía y Madrid, por encima del 10%, así como en las Islas Baleares y País Vasco, donde la vivienda está un 12% más cara que hace un año.

En comparación con el último trimestre de 2019, antes de la pandemia, los precios de los pisos terminados han evolucionado con «gran heterogeneidad». Así, el metro cuadrado está un 6% más elevado en las Islas Baleares, País Vasco y Melilla. Por el contrario, las tasaciones se han ajustado un 13,4% en La Rioja, en comparación con los niveles prepandemia, o un 8,4% en Castilla y León, con la misma fecha como referencia.

Respecto a los mínimos de 2015, Madrid supera en un 48,2% las valoraciones al alza, al igual que Cataluña, donde la vivienda está un 33,4% más cara que hace seis años, o Baleares, un 34,7% más. Baleares también es la comunidad que más cerca se encuentra de volver a alcanzar los máximos de 2007, aunque sigue a un 8,2% de distancia.

Aumentos

A lo largo de este año, el precio de la vivienda nueva y usada ha subido en 39 provincias. Cuenca encabeza la lista, con un fuerte incremento del 17,7%. En Baleares, comprar un casa, nueva o usada, ha resultado en 2021 un 9,3%, de media, más caro que hace un año.

Por el contrario, en Orense los valores han retrocedido un 6,9%, mientras que en Palencia la caída ha sido del 5,9%. Aunque en el año los precios solo han subido un 1,8% en Guipúzcoa, esta provincia es la más cara de España, con el coste del metro cuadrado en 2.508 euros. Baleares se aproxima a esa cifra, con 2.504 euros por metro cuadrado. En Madrid, el metro cuadrado se ha situado este año en 2.426 euros; en 2.210 euros en Vizcaya; y en 2.156 euros en Barcelona.