La vivienda nueva solo cubre el 10% del mercado local

LT
-

De las 1.045 compraventas de pisos que se firmaron en Toledo capital el año pasado 956 fueron operaciones sobre vivienda de segunda mano y solo 89 de nuevas construcciones

La vivienda nueva solo cubre el 10% del mercado local - Foto: ï»Yolanda Lancha

En 2018 se firmaron 1.045 transacciones de inmuebles residenciales en Toledo capital de las que, la inmensa mayoría (956), fueron sobre vivienda segunda mano y solo 89 de vivienda nueva (entre otras cosas porque se construye muy poco debido a que falta suelo urbanizable como consecuencia de que el planeamiento urbano es un refrito del viejo de 1986).
Otra forma de leer esos datos de compraventa dice que fueron 963 viviendas de régimen libre y solo 82 de vivienda protegida ya que las administraciones local y regional han renunciado a levantar promociones, como mucho dejan la iniciativa a algún empresario privado enajenando terreno público con el compromiso de recibir a cambio unos pocos pisos (en Toledo la Empresa Municipal de la Vivienda ha sorteado hace poco 11 que han caído en sus manos por eses sistema tan cómodo).
Por otro lado, ese mercado residencia es un filón para los ingresos del Ayuntamiento de Toledo que recaudó el año pasado 27,9 millones de euros solo con el Impuesto de Bienes Inmuebles, es decir, solo con este tributo sacó 332 euros del bolsillo de cada uno de sus 84.282 habitantes, da igual que sean niños, adolescentes o adultos.
Aunque la ciudad cuenta con 38.394 inmuebles residenciales emite cada año 67.947 recibos de IBI urbano (el resto son propiedades con otros usos: comercial, cultural, deportivo, industrial, suelo vacante, oficinas, edificios singulares, religioso, espectáculos, sanidad). Por poco pero, curiosamente, el dato municipal no concuerda con el del Catastro que habla de 67.799 propiedades urbanas.
Según la Liquidación oficial del presupuesto 2018, es decir, con los datos cerrados, el Ayuntamiento de Toledo contaba con ingresar 27.650.000 euros por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de naturaleza urbana pero como suelo ocurrir esas previsiones iniciales eran prudentes y los derechos reconocidos definitivos ascendieron a 27.979.836. Esto significa 332 euros por habitante (algo menos de los 339 euros que un informe del Consejo General de Economistas y el Registro de Economistas Asesores Fiscales  calculaba )
Lo malo es que a lo largo del año fueron anulados derechos por valor de 3.511.327 euros (las sentencias del IBI mal cobrado empiezan a hacer efecto), lo que ha dejado los ‘derechos reconocidos netos’ en 24.468.508 de euros.
contribuyentes de futuro. Dentro del avance del futuro nuevo Plan de Ordenación Municipal  se indica que la ciudad va a crecer entre 9.439 y 13.405 viviendas pero esa cifra, tras aplicar el coeficiente de holgura (2,50), el número de viviendas que se necesitaría para nuevos desarrollos estaría entre 23.597 y 33.512.
Ahora mismo esa demanda puede ser satisfecha en  San Antón con capacidad para 50 viviendas más; Santa Bárbara 150; Renfe 150 viviendas; Azucaica 100; Polígono 200; San Bernardo 200 unifamiliares; Montesión 80; La Bastida 40; La Legua 200; El Beato 250; Cigarrales 50; La Sisla 50;Cristo de la Vega 98 viviendas; Circo Romano 300; Vega Baja 1.300 pisos. A estos se añaden la Peraleda (3.000 viviendas)Observatorio (555 pisos);y la urbanización Tres Culturas (un par de cientos).
Los barrios preferidos  para vivir, según las encuestas, son Santa María de Benquerencia (17,6%), Tres Culturas (16,7%), Casco Histórico (13,7%) y Santa Teresa- Reconquista (10,8%)