Parque de Bélgica: Los vecinos no ven explicación a la tala

J. Monroy
-

Exigen además que el Ayuntamiento haga un plan a largo plazo para esta zona verde y que Toledo recupere la masa forestal perdida con un más de 400 unidades-año

Los vecinos reclaman que se cumpla la Ordenanza Municipal sobre Conservación del Entorno Urbano. - Foto: Yolanda Lancha

Las explicaciones del Ayuntamiento sobre la tala de 25 árboles en el parque de Bélgica no convencen. Al menos no convencen a un grupo de vecinos del entorno (mayoritariamente, de la calle Italia) que siguen pidiendo explicaciones. Tanto de forma verbal, como escrita, han pedido al Consistorio. Además, han expresado sus dudas en cartelería en el propio parque.
Los vecinos, apuntan, no quieren hacer política, de ahí que sus preguntan vayan tanto a Gobierno municipal, como a oposición. En primer lugar, apunta, «tras la tala de 25 árboles de más de 20 años de antigüedad por -explica el Ayuntamiento- exclusivamente motivos de seguridad», exigen que haya un plan claro para el parque y no se actúe de manera improvisada; un plan que contemple la seguridad de todos los vecinos y conforme al cual se pueda recuperar la sombra del paseo. También piden que se piense en el largo plazo, «pues muchos árboles se encuentran actualmente ya en un estado enfermizo» y se siguen plantando plátanos, los árboles que han dado problemas. De ahí que requerimiento de un estudio técnico serio de la situación y un plan para las próximas actuaciones, el cual sea público y accesible a todos los vecinos.
Detalles de la operación. Sobre la actuación ya concluida de tala, los vecinos quieren saber lo que había ocurrido. Porque entienden que lo que pedían los residentes que viven más cerca de los difuntos árboles era una poda bien hecha, no una tala y tienen noticia de que uno de ellos había conseguido para la tala de tres ejemplares junto a su vivienda. Piden al Gobierno municipal «que se nos muestre el expediente de esta actuación, los informes técnicos firmados y la resolución del Ayuntamiento de Toledo que presuntamente haya amparado la actuación realizada por la cual se han talado 25 árboles». De este modo, apuntan, «podremos ser partícipes del proceso y conocer mejor el funcionamiento de nuestras instituciones democráticas, sobre todo de cara al futuro, con un ánimo constructivo y de mejora de nuestra ciudad». Porque no les vale que dijeran que el informe estaba sobre la mesa en la Comisión de Medio Ambiente o que el Consistorio les diga que se lo puede dejar. Quieren una copia, como lo permite la ley, dado que son vecinos interesados.
Creen que la actuación no está bien hecha, aunque «si el técnico municipal competente firma que la única solución es la tala, se tala y no pasa nada», explican. Pero esperan que esto sirva para que no vuelva a ocurrir y quieren que recompense la misma.
Finalmente, este grupo de vecinos solicita que se explique qué plan hay para compensar a Toledo con algo más de 400 unidades-año por los árboles talados, según exige la ordenanza municipal (25 árboles multiplicado por 23 años de antigüedad de cada árbol). Recuerdan que, según la OMS, Toledo es «una de las ciudades españolas con más partículas contaminantes». De ahí la exigencia de que se cumpla, en este sentido, la Ordenanza Municipal sobre la Conservación del Entorno Urbano, concretamente el artículo 60.3, relativo a la protección del patrimonio arbóreo.