COLABORACIÓN

Fernando Lussón

Periodista


Zonas catastróficas

20/01/2021

El Consejo de Ministros ha aprobado la declaración de Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil –es decir, zona catastrófica— como consecuencia del temporal de nieve 'Filomena', para Madrid, Castilla-La Mancha, y otras seis comunidades autónomas. Pero no es la única zona catastrófica que necesita actuaciones urgentes, La evolución de la pandemia en la última semana ha vuelto a disparar todas las alarmas y el Gobierno parece encaminado a una nueva rectificación. Bien estará si con ello acierta y las comunidades autónomas más afectadas por el covid-19 pueden bajar los datos de contagiados Zona catastrófica es la economía desde el pasado mes de marzo, y solo los acuerdos del diálogo social traen un poco de optimismo, mientras que Cataluña vive pendiente de lo que decidan los jueces a partir del jueves sobre las elecciones autonómicas.  

 En el asunto derivado de la climatología, el Gobierno ha rectificado con rapidez y tras los primeros recelos a activar esta medida de protección social y económica, a los pocos días ya varió el rumbo y se mostró dispuesto a liberar las ayudas. Ahora bien, eso no quiere decir que se vayan a aceptar todas las peticiones realizadas por los gobiernos autonómicos y municipales para paliar los daños. Los 1.398 millones que solicita el alcalde de Madrid parecen a todas luces excesivos en comparación con otros desastres naturales, mientras que el temporal, por el contrario, ha puesto de manifiesto que la gestión del alcalde y su equipo de gobierno ha distado mucho de estar a la altura de las circunstancias a la hora de hacer frente a las consecuencias de la nevada, en este caso sin poder responsabilizar al Gobierno central.  

El Consejo Interterritorial de Salud del miércoles será el punto de inflexión sobre si se dota a las comunidades autónomas de nuevos instrumentos jurídicos en la lucha contra la pandemia, en especial la posibilidad de adelantar el toque de queda por encima de las horas fijadas en el decreto de estado de alarma. La mayor parte de las comunidades autónomas lo piden y el Gobierno parece predispuesto, pero no termina de dar su brazo a torcer. ¿Está dispuesto a apoyar esa modificación el PP? No se sabe. Su secretario general, Teodoro García Egea, respalda a sus comunidades autónomas que piden esa medida, sin dar el visto bueno al Gobierno. Se trata sin duda la medida que los expertos ven ahora mismo como la más eficaz para controlar la pandemia, descartado el confinamiento duro.  

Zona catastrófica sin paliativos es la situación económica, puesto que las previsiones de crecimiento para este año se desploman según todos los servicios de análisis nacionales y europeos. El crecimiento del PIB cercano a un diez por ciento, según el Gobierno, lo rebajan drásticamente hasta la mitad, y no se espera una recuperación del turismo tan rápida como se deseaba, con las consecuencias para el empleo y la actividad que son fáciles de imaginar.  

Cataluña puede convertirse en zona catastrófica para casi todos los partidos. Para ERC si no gana con solvencia; para el PSC si Salvador Illa no cumple las expectativas; lo será seguro para Ciudadanos, y puede serlo para ‘los comunes’ como ocurrió en el País Vasco y Galicia. Y lo será para el PP si Vox les supera.