Un tanque de tormentas evitará inundaciones en Quintanar

LT
-

Quintanar ha iniciado las obras en el paseo de Colón con las que garantizarán que el 60% del agua no llegue a la Glorieta y por tanto a las casas y locales

Un tanque de tormentas evitará inundaciones en Quintanar

Quintanar se encuentra inmersa en una importante obra que tiene como principal objetivo evitar las inundaciones, que con fuertes lluvias se producen siempre en la zona de la Glorieta de la Cultura, entrando el agua a las viviendas y locales que se encuentran en dicho lugar.  Las obras, que consisten en la construcción de un tanque de tormentas, se iniciaron a principios de enero y está previsto que terminen a finales de mes.
La actuación, según informaba el primer teniente de alcalde, José María Viller, se está llevando a cabo en el Paseo de Colón donde en estos días están trabajando en la excavación y la puesta de una malla de filtrado. «Con esto garantizamos que el 60 por ciento del agua caída no llegue a la Glorieta de la Cultura y, por tanto, no haya inundaciones».
Tal y como recordaba Viller, este problema viene de lejos y ya, en 2017, antes de la moción de censura que sufrió el equipo de Gobierno socialista, se comenzó a estudiar el problema. Así, desde el Ayuntamiento se pusieron en contacto con un ingeniero hidráulico de la Diputación provincial que llevó a cabo un estudio pluvial y aconsejó la realización de tanques de tormentas.
Ahora, el equipo de Gobierno actual, ha retomado este proyecto que considera importante y necesario, sobre todo para los vecinos afectados por las inundaciones.
Las obras las está realizando la empresa Toneladas Infraestructuras y Servicios que fue la que presentó el presupuesto más económico de las empresas a las que se les solicitó. En concreto, la obra tendrá un coste de 39.211€ más IVA.
Tras la primera fase consistente en la excavación, se procederá a la colocación de geotextil de poliéster y una malla de filtrado. También se realizará una arqueta con registro de bombeo, se echará el hormigón y se pondrá la loseta. A todo ello se suma también el levantado del bordillo y de las aceras, la construcción de un sumidero y  la conexión a las redes de saneamiento.
Desde el Consistorio quintanareño han solicitado paciencia a la ciudadanía por las molestias que pudieran estar causando las obras al encontrarse en una zona bastante transitada por peatones, pero son una obras necesarias y que repercutirán positivamente en los vecinos y vecinas de la localidad.