scorecardresearch

La DGT niega que haya nuevos radares en la provincia

J. Monroy
-

Una red social de tráfico ha publicado un plano con doce teóricos nuevos radares en Toledo. No es otra cosa que la posible ubicación de radares móviles de la que ya informa DGT en su web

La DGT niega que haya nuevos radares en la provincia - Foto: Yolanda Lancha

Nada de nuevos radares en la provincia de Toledo, al menos hasta que se implanten los aprobados en el Consejo de Ministros, presumiblemente, antes de fin de año. Lo que sí se está dando es la renovación del material existente, pero los radares fijos y los puntos en los que se instalan los radares móviles son los de siempre, que vienen recogidos en la información pública que brinda en su web.

Recientemente, redes y medios se han hecho eco de un plano que supuestamente han elaborado usuarios de la red SocialDrive y que recoge la ubicación de «radares indetectables» en toda España. Doce de ellos (la cifra va subiendo casi cada día) están en la provincia de Toledo. En concreto, habría uno entre la primera y la segunda rotonda del Polígono en sentido Toledo, otro en la carretera de la Puebla poco después de la incorporación desde la Peraleda, dos más en la CM401 (antes de Guadamur y antes de Gálvez), en la A4 entre La Guardia y Tembleque, en la To-2437, en el interior de Illescas, la CM4003 entre Camarena y Camarenilla, la N-403 cerca de Maqueda,  en Cazalegas, en la CM5001 y la A5 en el polígono de Torrehierro de Talavera. Serían radares Veloláser, casi indetectables.

Negación. Sin embargo, la situación es muy distinta, explica la jefa de Tráfico en la provincia de Toledo, Eva María Moreno. «No se han puesto radares nuevos, ni en la provincia de Toledo, y creo que tampoco a nivel nacional, eso no quiere decir que no estemos trabajando para implantar 46 nuevos radares a nivel nacional, se ha aprobado el presupuesto en Consejo de Ministros».

Lo que puede haber confundido a los usuarios son dos cosas, la reciente campaña estatal de control de velocidad, de la que ha habló este diario, que aumentó el número de radares móviles en vías secundarias y espacios urbanos de localidades como Illescas y Talavera; y la renovación de radares que se está haciendo habitualmente. Entre otras marcar, se han comprado de la mencionada Veloláser.

Además, explica Moreno, la Jefatura de Tráfico conoce las incidencias del tráfico y los puntos más conflictivos de la provincia, y en tanto llegan radares fijos, se disponen controles de velocidad de forma reiterada. Son puntos con radares móviles y presencia de la Guardia Civil unos metros más adelante. Así ocurre en la carretera del Polígono o en la de la Puebla y la CM4003, pero también en otros no mencionados en la red social, como la bajada de las Nieves. Tanto los radares fijos, como los puntos en los que se instalan de forma habitual radares móviles están recogidos en la web de la DGT.