scorecardresearch

Piden «que se deje trabajar a la policía»

F. J. R.
-

El abogado de la familia de Lorenzo, Ignacio Castillo, se ha personado ya en el procedimiento y hace un llamamiento a la calma social: «Todo el mundo opina y cuenta, y se genera una confusión tremenda»

Piden «que se deje trabajar a la policía»

La investigación para detener al autor del terrible asesinato del joven Lorenzo Pompiliu Cazacu en la madrugada del pasado 31 de octubre continúa su curso. Como bien señaló el pasado viernes el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ahora mismo hay varias vías de trabajo, pero todas las actuaciones que hasta el momento ha llevado a cabo la brigada de la policía judicial de Toledo están bajo secreto de sumario tras abrirse la diligencias previas en el Juzgado de Instrucción Número 3 de la capital castellano-manchega.

Hasta la fecha no se han producido ni detenciones ni identificaciones al respecto del posible autor del asesinato del joven de 21 años, que fue asaltado de madrugada en el Parque Lineal del Polígono cuando paseaba junto a un amigo.

La excusa del robo, y la sustracción de los 10 euros que la víctima llevaba encima, bastaron a su asesino para asestarle un brutal golpe en el cuello con un machete. Lorenzo murió prácticamente en el acto.

El testimonio del único testigo es fundamental en toda la investigación, y en todo momento él ha asegurado que el autor del asesinato iba con el rostro tapado por una máscara blanca, como de calavera, que identifica como la misma de la película 'Scream'.

El terrible suceso ha conmocionado a toda la ciudad, por su virulencia, por su sinsentido y por el agravante del macabro disfraz, y algunos han querido aportar toda la información que tienen al respecto para poder dar con el asesino.

Así, un grupo de jóvenes aseguró ante la Policía que esa misma noche les merodeó con actitud más que amenazante un tipo de similar descripción a la del asesino, aunque con un detalle que difiere en el testimonio del único testigo del ataque, ya que ellos señalan que la máscara empleada era la de Jason, el protagonista de las películas de Viernes 13 (de portero de hockey sobre hielo, con agujeros y marcas rojas bajo los ojos).

La colaboración ciudadana es siempre fundamental en la resolución de casos, pero la ola de bulos y rumores que han comenzado a circular por Toledo, y en especial por el barrio del Polígono, hacen que las autoridades estén siendo especialmente cuidadosas.

Ignacio Castillo, abogado de la familia del joven Lorenzo, hace a este respecto un llamamiento, y pide «que se de deje trabajar a la policía».

El letrado valenciano se ha personado en el procedimiento y está a la espera de poder conocer aún los detalles del caso que ha ido elaborando la brigada de homicidios, pero tiene muy claro que tanto ruido alrededor del caso puede llegar a tener un efecto contrario al deseado.

«Todo el mundo opina y cuenta, y se genera una confusión tremenda», afirma Ignacio Castillo, que entiende las ganas de ayudar y colaborar de la ciudadanía, pero que sabe que es primordial que la policía trabaje centrándose en las pistas, y no en los rumores.

Y es que, el hecho de que el delito se cometiera con una máscara hace que la investigación tenga que ser más escrupulosa si cabe, puesto que de llegar a producirse una detención ésta tendría que llegar con elementos fuertes para tratar de romper la presunción de inocencia del posible asesino.

«Hay que dejar espacio a la investigación», insiste el abogado de la familia, que confía en que a la mayor brevedad de tiempo se puedan dar novedades sobre el caso.

Mientras, en el barrio del Polígono se mantiene un cierto temor a la espera de la detención del asesino de Lorenzo. Un miedo que aumenta al caer la noche en la zona del Parque Lineal.

La ausencia de luz en muchas partes de esa zona verde de la ciudad no hace más que agravar la sensación de inseguridad. El cableado de las farolas fue robado hace ya bastante tiempo, y no se ha llegado a reponer; mientras que otras bombillas han sido reventadas a pedradas por los propios jóvenes que solían hacer botellón y reunirse en la zona.

Los vecinos del barrio llevan tiempo pidiendo al Ayuntamiento que se restablezca la luz, una petición que volvió a repetirse el pasado viernes, cuando miles de vecinos del Polígono arroparon a la familia de Lorenzo en la concentración en repulsa de su asesinato y tras la que se instaló una cruz y un pequeño altar con flores en el lugar exacto donde este joven toledano perdió la vida.