Unanimidad para prohibir el botellón en toda la ciudad

La Tribuna
-

«No queremos sancionar a nadie; buscamos evitar que haya rebrotes como en otras ciudades», subrayó el edil de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino. Las multas pueden llegar hasta los 3.000 euros

La Comisión de Movilidad se reunió esta mañana y logró la unanimidad de los cinco grupos y el concejal no adscrito. - Foto: La Tribuna

La Comisión de Movilidad del Ayuntamiento de Toledo ha aprobado esta mañana por unanimidad la prohibición del botellón en toda la ciudad y las concentraciones que excedan lo regulado por los Gobiernos autonómicos y estatal para evitar posibles rebrotes del virus. Esta medida estará en vigor durante el estado de crisis sanitaria. «Tenemos que ir adaptándonos a la situación que estamos viviendo», aseguró el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino.
El responsable municipal recordó que ha sido la alcaldesa Milagros Tolón quien trasladó a la Comisión de Movilidad esta preocupación tras las escenas que el fin de semana se han dado en zonas como el recinto ferial de La Peraleda, donde se concentraron grupos de personas sin guardar distancias físicas de seguridad y sin usar la mascarilla de protección frente al coronavirus.
Una vez aprobada la medida que entra hoy en vigor, se van a desarrollar los planes de actuación para trabajar de manera coordinada entre Cuerpos de Seguridad. «Lo que queremos es aconsejar y orientar al ciudadano sobre cuáles son las medidas de seguridad. No estamos interesados en sancionar, lo que pretendemos evitar es que haya contagios y rebrotes como está ocurriendo en otras ciudades de España», precisó Pérez del Pino.
En este sentido, el responsable municipal insistió en que el objetivo es concienciar a los ciudadanos de que tienen una responsabilidad individual sobre sus propios actos. «No queremos sancionar a nadie ni prohibir nada, sólo estamos dejando claro que existe una situación a nivel mundial peligrosa que afecta a toda España y también a Toledo y necesitamos que colaboren con nosotros guardando las medidas de seguridad, las distancias y atendiendo a las normas higiénicas».
Las sanciones serán las contempladas en la ordenanza reguladora del consumo indebido de bebidas alcohólicas, fomento de la convivencia y prevención de actuaciones antisociales, que pueden llegar hasta los 3.000 euros. También se aplicarán aquellas que están reguladas por la Junta y el Estado en cuanto a distancias y medidas de seguridad complementarias frente a la Covid-19.
Asimismo, el concejal de Seguridad Ciudadana valoró el entendimiento entre los grupos políticos con «seis opiniones diferentes», pero que han creído que lo adecuado es la prohibición de la práctica del botellón en el término municipal de Toledo con «la idea de trabajar por la seguridad de los ciudadanos».