El Miradero

Francisco Javier Díaz Revorio


2021, ¿oportunidades para Toledo?

15/01/2021

Es comprensible que el inicio de este año no invite al optimismo. Al dolor y los sacrificios que conlleva, desde hace ya demasiados meses, la pandemia que nos ha tocado vivir, se une en estos días la mayor nevada en décadas. Se diría que se hace cierto aquello de que nada va tan mal que no sea susceptible de empeorar, y aunque en el mismo inicio del año nos parecería increíble, ya casi echamos de menos aquella ‘antigua nueva normalidad’ en la que ‘solo’ había que preocuparse de salir con mascarilla y gel hidroalcohólico, y guardar siempre las debidas distancias. Durante estos días, más de uno no puede prácticamente salir de su casa, otros lo pueden hacer a pie pero no en coche, y los que lo hemos logrado debemos añadir, a los riesgos antes mencionados, los de resbalar y romperse algo, y el de que se desplome sobre nosotros un bloque enorme de hielo… Y a la mascarilla hay que sumar, si se tienen, bastones de nieve, y algunos incluso han incorporado los crampones. Todo ello aparte del abrigo y la bufanda, que sumados a la mascarilla, y para los que usamos gafas, garantizan que estas se empañen y no veas nada… con lo cual el riesgo del resbalón se multiplica hasta convertirse casi en certeza. Pero el que no se consuela es porque no quiere, y siempre hay que buscar el lado positivo. Estos días podemos ver paisajes preciosos, y en el caso concreto de Toledo, creo que cabe afirmar que la ciudad luce más hermosa que nunca, con esa combinación de nieve y hielo, y todavía esos adornos navideños…
Así que podemos pensar que quizá se haga realidad aquello de ‘año de nieves, año de bienes’. No hay mal que cien años dure, aunque don Quijote lo dijo de forma más elegante. Y si con las vacunas la situación empieza a mejorar, 2021 puede ser un año de oportunidades para Toledo. En otras ocasiones hemos sabido aprovechar algunos centenarios y conmemoraciones importantes, que pueden contribuir sin duda a revitalizar la vida cultural de la ciudad, para disfrute y enriquecimiento intelectual (y si puede ser también material, mejor) de toledanos y visitantes. Dejo apuntados dos conmemoraciones muy vinculadas a Toledo, que la ciudad debería aprovechar este año, y sobre las que espero escribir monográficamente a lo largo de él: el octavo centenario del nacimiento en nuestra ciudad de Alfonso X el Sabio, y el quinto centenario del movimiento comunero, no solo toledano, pero sí muy toledano (aunque esto podríamos conmemorarlo desde el año pasado, la batalla de Villalar puede ser el hito que centralice este centenario).