La piscina de Miguel Esteban al 50%

La tribuna
-

Unas 150 personas (otros años eran 300) utilizan cada día la piscina municipal de Miguel Esteban. Los abonos individuales se han reducido en torno a un 60%.

La piscina de Miguel Esteban al 50%

lt / toledo
Es uno de los pocos ayuntamientos de la provincia que ha decidido seguir prestando el servicio de piscina municipal de verano pese a las fuertes restricciones que impone la Covid-19. Y, por ahora, y desde que abrió sus puertas el pasado 4 de julio, en Miguel Esteban «debido al respeto que produce el fantasma de la Covid-19 entre los migueletes, la afluencia de asistentes está siendo menor que en un año normal lo cual facilita enormemente el control y evita problemas de aforo».
Así lo explicaba el concejal de Deportes, Juan José Rescalvo, quien indicaba que la media de usuarios diarios en 2020 se sitúa en torno a 150 personas cuando lo habitual otros años era contar con unas 300 personas diarias. Además, los abonos individuales, de momento, han pasado de 500 a 180, es decir, en torno a un 60% menos. 
Rescalvo señalaba que «aunque existe cierto reparo por parte de la población, sí que está siendo un servicio básico para familias con niños y grupos no muy numerosos de amigos que están yendo a la piscina de Miguel Esteban a nadar, a refrescarse y a disfrutar de su tiempo de ocio» y ha recordado que «desde el Ayuntamiento se han extremado todas las medidas de seguridad e higiene para prevenir contagios por la Covid-19».
En este sentido, ha recordado que se ha establecido «un protocolo de acceso y uso a las instalaciones de la piscina municipal, con un aforo máximo del 50%». Rescalvo ha resaltado que «los migueletes están respondiendo muy bien, están siendo muy respetuosos con todas las normas y muy responsables, y están cumpliendo todas las recomendaciones y actuando con cautela para poder disfrutar de esta instalación, pero sin ponerse ni poner en riesgo a los demás». 
Entre las normas establecidas, destacan la desinfección de manos y de chanclas a la entrada de la instalación o el respeto de la distancia social de seguridad en los accesos. Todos los objetos personales, toallas y elementos similares, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad de 1,5 metros con respecto a otros usuarios y es obligatorio el uso de mascarilla en personas de 6 años en adelante si no se puede garantizar el mantenimiento de la distancia interpersonal. 
Además, todo el material desechable se debe depositar en un cubo de basura a la salida de la instalación en una bolsa convenientemente cerrada. No se puede hacer uso de los merenderos, de los vestuarios ni de las duchas de estos, y tan sólo se pueden utilizar lavabos, urinarios y tazas. Antes de acceder a los aseos o a la piscina, es obligatorio desinfectarse las manos y para ello se han instalado dispensadores de gel hidroalcohólico en varios puntos. 
El acceso a la piscina se realiza únicamente por las escaleras, estando totalmente prohibido tirarse de cabeza, saltar o chapotear. Asimismo, el andén perimetral se utiliza para el acceso y la salida de los usuarios del vaso de la piscina, no pudiendo permanecer en él para otros fines. 
La Piscina Municipal está abierta en horario de 12,00 a 14,00 horas y de 16,00 a 20,00 horas, puesto que la franja central del día se dedica a realizar labores extraordinarias de limpieza y desinfección. Estas tareas de limpieza se realizan mediante una empresa especializada contratada por el Ayuntamiento. También se recomienda a la población lavar los trajes y toallas de baño para eliminar todas las bacterias o virus.