Sindicatos alertan del riesgo del turiso para los autobuses

LT
-

En el último puente los conductores vivieron situaciones de peligro con peatones invadiendo la calzada. Piden restricciones de tráfico al Casco o una sincronicidad semafórica que lo regule

Sindicatos alertan del riesgo del turiso para los autobuses

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT y CCOO de Toledo ha pedido soluciones al Ayuntamiento de Toledo por el complicado acceso que están teniendo los autobuses urbanos a la plaza de Zocodover en días señalados, con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos que por allí transitan y la salud de los trabajadores.
Los sindicatos, integrantes del Comité de Empresa de Unauto, han mostrado su preocupación por los problemas que puedan surgir en las fiestas navideñas y han recordado que está pendiente la reunión con los técnicos del Ayuntamiento para tomar medidas al respecto, según han informado en un comunicado.
Así, el Comité de Empresa de la concesionaria de los autobuses urbanos de Toledo ha alertado de los problemas que se puedan encontrar los conductores durante la época navideña «si no se toman medidas antes», dado que, según han criticado, es una situación «que se repite cada vez que hay puentes y fechas señaladas».
La principal demanda trasladada por el Comité de Empresa en anteriores encuentros con el Ayuntamiento fue que en días señalados hubiera más restricciones al acceso al Casco Histórico de autobuses urbanos, autobuses de servicios discrecionales y de turismos, exceptuando a los residentes y estableciendo una vía de acceso alternativa a través de una línea de bus lanzadera frecuente.
De esta manera, según han destacado UGT y CCOO, se podría mantener la accesibilidad en transporte público al Casco Histórico y disminuiría el riesgo de accidentes y el estrés de los trabajadores de Unauto en días con gran afluencia de turistas a la ciudad.
Otras medidas propuestas por los sindicatos para mejorar el tráfico en estas situaciones es regular «la sincronicidad semafórica», cuya regulación «debería dar fluidez a las vías por donde transcurre el transporte urbano y adecuar o eliminar los reductores de velocidad de la ciudad» dando prioridad a sistemas y medidas que no incidan negativamente en la salud de estos trabajadores.
La situación ha tenido en el último puente de la Constitución un detonante. La masiva afluencia de turistas al Casco Histórico se sumó con centenares de toledanos que subieron hasta la zona antigua de la ciudad para poder contemplar el alumbrado navideño, la confluencia de ambos factores desembocó en una marea de gente como no se había visto en mucho tiempo, un reguero de personas que colapso las principales calles del Casco.
Así, teniendo en cuenta que muchos ciudadanos accedieron a pie al Casco o por el remonte mecánico de Safont, la subida por la cuesta del Miradero registró situaciones de gran peligro que muchos conductores de autobuses no dejaron de denunciar. Los peatones se desbordaban del acerado, invadiendo la carretera con el consiguiente peligro debido al tránsito de vehículos. Desde los sindicatos esperan que el Ayuntamiento escuche sus propuestas de cara a evitar males mayores.